Si se diagnostica en forma precoz, el 90% de los trastornos que afectan al oído de los #Niños, tiene solución. Podemos sospechar de la presencia de estas alteraciones en los siguientes casos:

Durante el primer año, el niño no gira la cabeza hacia los sonidos familiares (la voz de sus padres, el timbre, la caída de un objeto, etc). A partir de los 2 años, es común que no responda a su nombre o no entienda las órdenes que se les dan.

A los 3 años, no es capaz de elaborar palabras sencillas y a los 4-5 años no puede mantener una conversación. También es habitual que diga: "qué" con frecuencia.

En la escuela, sufre la falta de atención y le resulta difícil concentrarse.

Anuncios
Anuncios

Su lenguaje es inmaduro y le cuesta pronunciar algunos fonemas. Por todo ello, su rendimiento suele ser inferior a su capacidad.

Ante la sospecha, deberemos llevarlo al otorrino para realizar un estudio audiológico profundo y completo. La pérdida auditiva puede ser puntual, debido a la existencia de cerumen, una otitis o factores hereditarios, pero si es permanente, se deberá recurrir a los audífonos, en el caso de que sea muy severa o recurrir al implante coclear.

Otro de los problemas auditivos en la que no solo los niños son los protagonistas de padecer una sordera también los jóvenes la padecen a la larga, porque muchas veces no se tienen en cuenta la cantidad de volumen que suben en la radio o poniéndose auriculares en los oídos para escuchar la música bien alta mientras hacen actividades físicas, caminando por la calle o cuando viajan en un autobús, tren o avión, la cual está penado con multa en algunos países debido a que la música alta lo sume a no conectarse con el mundo, lo aísla.

Anuncios

La sensibilidad del oído hace que también se pierda de forma lenta o progresiva la audición.

Tomemos conciencia entonces porque se dice que habrá una gran generación de sordos en 20 años más debido a que no toman conciencia de lo que es cuidar la parte auditiva. Recomiendo que anualmente se hagan chequeo auditivos para detectar cualquier anomalía auditiva.