¿Cuántas veces vemos nuestro rostro apagado en el espejo? No tiene la iluminación, no tiene vida.

El cutis tanto seco como graso y mixto necesitan cuidados diarios. Está comprobado que cuando una persona esta estresada, agotada más de lo normal o faltan pocos días para el ciclo menstrual, se nota la piel más grasa o más seca en algunas zonas. Si una no se cuida en forma regular, suelen aparecer granitos, puntos negros, espinillas en la parte de nuestra nariz, barbilla y mandíbula.

Además de hacerte una limpieza regular con un jabón especial, luego la crema de limpieza, el astringente y las cremas de noche y día, deben aplicarse una mascarilla purificante que es fácil de preparar: la primera es una mascarilla a base de yogur. Colocas en un bol un yogur natural y dos cucharadas de zumo de limón, lo mezclas bien y con un pincel te lo vas colocando por todo el rostro y el cuello.

Anuncios
Anuncios

Te recuestas en un sillón o en tu cama, pones luz baja o si es temprano entornas las persianas, música suave y te colocas dos bolsitas de té verde o de manzanilla sobre los ojos, también puedes colocarte dos rodajas de pepino que es muy refrescante y deshincha los ojos. Pasado los 20-25 minutos, aclaras bien con agua fría.

Segunda mascarilla de miel y limón, preparas la mascarilla de la siguiente manera: en un bol colocas 8 cucharadas de miel de abeja, un chorrito de limón y dos cucharadas de azúcar blanco, mezclas bien todo. Luego con un pincel vas colocándole en el rostro y cuello. Te parecerá muy pegajoso, pero la miel tiene muchas propiedades benéficas para nuestra piel. El mismo procedimiento para refrescar y deshinchar los ojos que en el párrafo anterior. Luego siempre aclaras con agua fría.

Anuncios

Una mascarilla limpiadora. En un bol colocas 3 yemas de huevo, 2 cucharaditas de té de azúcar blanco y ajonjolí. Mezclas bien todo, que esté todo bien mezclado y con pincel lo colocas también en el rostro y cuello. Lo dejas actuar unos 25-30 minutos para que actúe, luego aclaras con abundante agua fría.