Es verdad, que en esta época del año, en que el verano agota a cualquier persona, más si una persona está trabajando o no, puede que sea un ama de casa o se deba hacer trámites saliendo a la calle. Todo ello cuesta poder hacer toda clase de esfuerzo de más, y a eso le llamamos pereza. Sabemos que la pereza nos aleja de hacer las cosas que debemos hacer durante el día y es allí donde debemos hacer el esfuerzo de cambiar la pereza en energía. Si, decir: vamos, no te quedes ahí sin hacer nada.

Cuantas veces por ejemplo has empezado hacer gimnasia, haces la primera semana y a la segunda abandonas porque empiezas poniendo excusas y al final la pereza te gana.

Anuncios
Anuncios

O empiezas una dieta super entusiasmada, bajas tres o cuatro kilos, pero no alcanza esa motivación para continuar haciendo dieta porque la pereza te sigue ganando. Si tienes que hacer trámites o debes salir por algún motivo importante pero lo pospones porque llueve. De esta manera, la pereza sigue ganando partido y tú te estancas y te dejas estar. Jamás dejes que la pereza te venza.

Hay diferentes trucos que pueden ayudarte:

  • Descansar lo suficiente y levantarte temprano. Te das una buena ducha para despertarte. Desayunas sano. Y tu día ha comenzado y te propones hacer el día con alegría. Todos pasamos los veranos y aunque agote, tú a lo tuyo. 
  • Si estableces los tiempos para cada cosa, eso te ayudará a ordenarte. Has una pequeña lista, no larga o no harás ni la mitad de las cosas que debes hacer, por ejemplo: " a las 10.00am limpiaré la cocina, puede ser ordenando o fregando", "a las 11am comenzaré hacer la comida, ¿cuánto puede llevarte hacer la comida para hoy?¿30 minutos de tu tiempo?" y así sucesivamente.
  • Apunta si lo que más urgente debes hacer, por ejemplo: ir a pagar la luz o el gas porque si no lo pagas a tiempo, te lo cortarán.
  • Mirar los beneficios para ver cuán importante es hacer las cosas con tiempo y no a las apuradas porque la pereza nos ha ganado
  • Siempre prémiate por tu esfuerzo en las primeras veces, pero luego haz las cosas a conciencia, no te dejes estar.

Espero que estos cinco consejos te ayuden a no continuar con la pereza, recuerda, es uno de los pecados capitales.

Anuncios

#Depresión