Hay una enfermedad silenciosa que se está haciendo cada vez más fuerte, y desde los medios de comunicación se hace especial hincapié de que hay que tener cuidado con ella. No es otra que la #Obesidad, tanto infantil, como adulta. La cual cada vez está más presente en toda la población a pasos agigantados y la gente o no se quiere dar cuenta o no se da por enterada.

España, que era un ejemplo de país con excelente salud, ha pasado a ser una de las naciones que tiene los peores datos en cuanto a temas de salud. Comenzando por el hecho de que tenemos más del 50% de las personas con un peso mucho mayor del que debería pasando por la presencia de que los niños cada vez están más gordos, hacen menos ejercicios, y beben mucho.

Anuncios
Anuncios

Somos ahora una de las 3 naciones más obesas del mundo, y desde los medios sanitarios se insiste en volver a realizar lo que antaño se conocía como dieta mediterránea, incorporar más horas de ejercicio, e intentar cambiar esos hábitos de vida sedentarios que tanto daño nos están haciendo. Los equipos de atención primaria, médicos, pediatras y enfermeros, tratan de dar cada poco tiempo clases magistrales a padres y madres para que acudan a ellos y entender que está sucediendo. Lo triste de estas convocatorias es la escasa presencia de los progenitores, ya sea por el trabajo, el estrés, la vida que se lleva y que no hay ni ganas de acudir ni tiempo.

Se trata de conseguir que se cambien esos malas formas de vivir, la necesidad de cambiar la alimentación, entendiendo el hecho de que los padres no disponen de tiempo ni de ganas de discutir por la alimentación y les dan lo que los niños quieren para no tener que oirles.

Anuncios

Hay que comenzar a atacar los cambios necesarios en la población desde abajo, desde los centros de salud, convencer a los padres a que acudan a esas charlas, llevar a los hijos para que las entiendan. Conseguir pequeños cambios para luego ir a por metas mayores. Es necesario intentar conseguir estos cambios, porque a la larga el copago aparece de manera constante en los medios y los programas políticos y no creo que la gente esté dispuesta a pagar por estas cosas.