En este artículo comentaré 5 cosas que solemos hacer mal cuando nos ponemos bajo el Sol y que son perjudiciales para nuestra salud. ¡Evita cometerlos de nuevo!

1. No usar protector solar en días nublados ... la mayoría de personas cuando ven que el cielo está lleno de nubes piensa que no necesita ponerse protector solar, "¿Para qué? Pero si no hay Sol!". Error fatal. La exposición a rayos UV es igual de alta si hay nubes como si hace un día claro y soleado. Así que aunque veas alguna que otra nube, utiliza protector e intenta que no sea inferior a 30 SPF. 


2. No proteger tus ojos. Tomamos precaución para nuestra piel pero no para nuestra vista. Te interesará saber que los efectos de exposición a rayos UV es acumulativa y pueden llegar a causar daños irreversibles en la vista. Por eso, desde aquí, te aconsejo casi a gritos que utilices protección, ya sea  con gafas de sol o con una pamela/gorra que de sombra a tus ojos, pero protégelos. Y si utilizas lentillas, mira que sean lentes de contacto con protección solar.  

3. Utilizar únicamente tu maquillaje. Sí que es bueno que utilices maquillajes que contenga protección solar pero no es suficiente. Si quieres una protección óptima lo mejor es utilizar antes crema con factor de protección y luego poner la base de maquillaje. 

4. No hacer ni caso de las fechas de caducidad. Aunque parezca que esto no puede ser ocurre con más frecuencia de lo que puedas pensar.  Las fechas de caducidad están puestas para algo así que no las dejes pasar por alto porque lo que indican es que la crema ya no hará el efecto que debería hacer. Es decir, que no te protegerá como es debido. Y también es importante que te fijes en las condiciones de conservación de la crema y hayas cumplido con ellas. Suelen ser cremas que no soporten cambios de temperatura bruscos, ni que el pote esté abierto donde pueda entrar aire, ni les suele gustar mucho la luz del día...así que comprueba lo que pone en tu crema y si has hecho caso bondad antes de usarla de nuevo. Puedes usar las cremas de un año para otro pero siempre que sigas las pautas de conservación a raja tabla y que no haya pasado la fecha de caducidad.  

5. Pasar de tu pelo. La protección solar es un asunto de la cabeza a los pies y ninguna parte de tu cuerpo debe quedar sin proteger. Incluso tu pelo se daña con los rayos solares. Una exposición excesiva a los rayos UV puede desgastar el color de tu pelo, debilitarlo y generar puntas abiertas. Existen en el mercado protectores solares para cabello aunque también puedes usar aceite de coco para protegerlo. Te recomiendo que tomes alimentos ricos en Vitamina C y E y beta-carotenos para ayudar a fortalecer y proteger tu pelo.