El Raw Food es un tipo de dieta que cada vez está ganando más adeptos alrededor del mundo. Esta nace de la unión de tres difusores entusiastas de la comida en todo su esplendor, es decir, totalmente cruda. También conocida en España como alimentación crudivegana o crudivorismo.

El concepto más importante de esta dieta es que si comes los alimentos crudos captas todos los nutrientes de los alimentos, por eso es tan saludable para el organismo. Todos los alimentos de esta dieta tienen que ser naturales y sin haber pasado por ninguna fuente de calor, que es la principal causa de pérdida de nutrientes de la comida que acostumbramos a comer.

Se trata de una dieta que aunque hace muchos años que existe ahora se está poniendo de moda en todo el mundo y por eso es fácil que a día de hoy hayas oído hablar alguna vez del crudivorismo.

¿Qué alimentos incluye la dieta Raw Food?

La carne, pescado y lácteos no forman parte de esta dieta. Los alimentos que se pueden encontrar son frutas, verduras, semillas, hortalizas, algas, nueces, germinados o brotes o germinados. También incluye los aceites, mantequillas o panes que se puedan hacer con estos alimentos siempre que no estén expuestos a altas temperaturas sino que se procesen tal cuál.

Por eso se utilizan procesos naturales como la germinación de granos y semillas, la fermentación, la deshidratación mediante la luz solar y otros donde se mantenga la estructura molecular del alimento. De esta forma mantendrá todos los nutrientes y no se producirán cambios enzimáticos en los alimentos. Es la mejor forma de captar todos los nutrientes de cada alimento que comemos.

¿Por qué elegir comida cruda antes que platos cocinados?

Cuando cocinamos los alimentos se pierden muchas de sus propiedades. Por ejemplo, a una temperatura superior a 48ºC las proteínas se vuelven indigestas y por eso no se absorben bien, los azúcares se caramelizan y la fibra se deshace. Todo esto no ocurre si no calientas la comida.

Es más, al cocinar los alimentos a altas temperaturas se pierden todas las enzimas que contiene y se pierden vitaminas y minerales, entre un 30% y un 50% para ser exactos.

No es de extrañar que cada día haya más personas que se apunten a este tipo de dieta para mantener mantener su salud y bienestar.