Después de una relación que pudo haber sido tóxica o complicada, no es fácil recuperar la confianza primero en una misma y luego en otra persona que podríamos llegar a conocer.

Para conseguirlo, es necesario hacer borrón y cuenta nueva, esto es enterrar aquello que alguna vez te hizo daño, solo quédate con las cosas positivas que sucedieron para aprender, recuerda que son experiencias de vida.

Deja pasar un tiempo prudencial para volver a creer en alguien. Enlazar unas relaciones con otra que ya fue no es la mejor estrategia para superar un engaño o desilusión sentimental. Antes de darle paso a otra nueva relación, es necesario que se cierren vuestras heridas, broncas, rabias, de esta manera, es como reencontrarse a sí misma y ver las cosas claras.

Anuncios
Anuncios

Aprender de las experiencias vividas en un matrimonio o pareja, evitará que no se vuelva a incurrir en los mismos errores.

Otras de las cosas, es recuperar la autoestima, que pudo haber sido modificada en una relación matrimonial o de pareja. Cuando una relación se acaba, es muy habitual que perdamos la confianza en nosotras mismas y para recuperarla es preciso tratar de darle un nuevo impulso a tu nueva vida. Un ejemplo: cambiar tu imagen personal, aprendiendo cosas nuevas, realizando actividades que tenías aparcadas u olvidadas, aprender a sonreír otra vez y charlar con tus amistades que ya no las frecuentabas o bien ir a bailar, la música hace que el cuerpo y mente se sienta relajada.

Adopta una actitud positiva, a veces las experiencias anteriores han sido amargas, negativas, debes aprender a darle un cambio de tuerca, no podes vivir a la defensiva siempre.

Anuncios

No dejes pasar oportunidades, sé más flexible pues pudiera que te estés perdiendo cosas hermosas e importantes para tu vida.

Jamás pienses o temas en el rechazo de tus pensamientos o apariencia frente a una nueva persona que llegues a conocer, debes actuar como eres tú, no como quieras que te vean los demás. Cuando salimos de nuestra zona de confort, de nuestro "hábitat", corremos el riesgo necesario, para asumir y coger las riendas de nuestras vidas y el rechazo es uno de ellos, por eso no dejes que te limite en movimientos y pensamientos. Olvida el pasado y vive el presente, ese presente ¡es hoy!