¡El verano ya está aquí! Y con él te llegan esos maravillosos días que esperas todo el año: las vacaciones. ¿Tienes organizado ya un viaje o piensas hacer alguno? Si tienes en mente hacer un viaje deberías fijarte en estos 5 pasos que recomendamos para que puedas organizar tus vacaciones sin sobresaltos.

1. Decidir el destino

Se trata de un paso obvio y a veces es muy fácil cuando tú o tus acompañantes lo tenéis claro pero puede ser origen de discusiones si no se tiene cuidado. Si ves que puede haber conflicto puedes seguir estos conejos para ayudarte a llegar a un entendimiento. Si ya sabes a dónde ir, pasa directamente al paso 2.
  • Brainstoming: Apuntad en una lista los posibles destinos a los que os gustaría ir. 
  • Buscar información sobre los destinos deseados: puntos de interés, alojamiento y transporte suelen ser importantes.
  • Lista de cosas a favor y en contra: Es una buena idea para dejarlo todo claro.
  • Votar: si todavía no os habéis puesto de acuerdo, pues ya sabéis ¡a votar!

2. Decidir el transporte 

Hay muchos métodos de transporte y es necesario saber cuál es el que más os conviene según vuestro destino (que ya habéis decidido ¡menos mal!) . Te damos algunos consejos al respecto:
  • Si vais en transporte público, comprad vuestros billetes con tiempo porque medida que se acercan las fechas, los precios suelen subir y más en temporada estival.
  • En algunos casos, como por ejemplo si viajáis un avión, incluso os recomendamos que, si es posible, elijáis los días de vacaciones en función de los precios del viaje. Puede parecer una tontería pero los precios varían muchísimo en función del día. Viernes, sábados y días festivos suelen ser más caros pero lo mejor es que mires los precios en esas determinadas fechas.
  • Ten cuidado con quién reservas. Recomendamos sólo las webs oficiales de las compañías de transporte o algunas webs conocidas y de confianza.

3. Decidir el alojamiento 

Si eres partidario de las agencias de viaje quizás esto te resulte fácil y puede que incluso se encarguen de tu transporte pero, en los tiempos que corren, mucha gente opta por buscar el alojamiento por Internet para tener menos intermediarios. Recuerda que la página o agencia con la que reserves debe ser de confianza. Al elegir alojamiento te aconsejamos que tengas en cuenta:

  • La situación: Si sólo vas a estar unos días quizás lo mejor sería que estés cerca de los lugares de interés, así ahorrarás tu preciado tiempo de vacaciones.
  • El precio: Intenta que se ajuste a un presupuesto pre-fijado. Ten en cuenta que después tendrás también que gastar dinero en comida (a no ser que sea pensión completa) y en souvenirs.
  • El régimen de alojamiento: Valora la posibilidad de elegir alojamiento con desayuno, media pensión, pensión completa o todo incluido. Puede salirte a cuenta aunque quizás prefieras acudir a otros establecimientos locales, ¡todo depende de ti!
  • Las valoraciones: En la era de Internet es esencial tener en cuenta lo que el resto de clientes ha opinado del alojamiento. 
  • Es recomendable usar webs comparadoras de precios que buscan el mejor precio para el mismo alojamiento en diferentes webs de reserva. ¡Puedes ahorrarte un buen dinero! 

4. Preparar las maletas 

Ahora toca llenar la maleta. Hay cosas que no debes olvidar al hacer tu equipaje:
  • Las restricciones de equipaje: Debes saberlo si vas en un transporte que las tenga. En el caso de los aviones, especialmente en las compañías low cost, suelen ser muy estrictos. Antes en algunas compañías sólo podías llevar un bulto de equipaje. Por suerte una nueva normativa te permite llevar también tu bolso o riñonera. Deberías saber el límite de peso y medidas de las maletas antes de ponerte a hacerlas. Si no hay límite ¡valora si las vas a poder acarrear!
  • Los documentos: Si viajas dentro de la Unión Europea podrás hacerlo con el DNI o el pasaporte. Si vas más allá de las fronteras europeas, tendrás que usar el pasaporte. Si el viaje es dentro de la Unión Europea también te recomendamos que te hagas la Tarjeta Sanitaria Europa, es gratuito y te la proporciona la Seguridad Social.

5. ¡Relájate!

Una vez lo tengas todo preparado tómate tu tiempo y disfruta de tus vacaciones. ¡Te lo mereces!