Estrenamos año, las fiestas se van acabando y se acerca una de nuestras épocas favoritas ¡Las rebajas! Pero claro, las navidades, los regalos, las comidas y demás celebraciones nos han dejado sin blanca, como todos los años, ¡Qué bien nos vendría tener unos ahorrillos para pasar la cuesta de enero y darnos un capricho en las rebajas!

Aprovecha que estamos en la época de los #propósitos de año nuevo y apúntate uno nuevo: #ahorrar. Para conseguirlo, te proponemos una fórmula con la que conseguirás 1378 euros casi sin enterarte.

El reto de las 52 semanas

El método, originalmente proviene de USA y es muy sencillo. Se trata de conseguir una hucha, caja o algo seguro donde puedas ir guardando tu dinero.

La primera semana de enero introduces un euro, la segunda semana, dos. Y así sucesivamente, durante las 50 semanas restantes del año. Al llegar la última semana de diciembre, deberás meter 52 euros. Casi sin esfuerzo al acabar el 2018 habrás reunido ¡1378 euros!

Si este #desafío te parece demasiado fácil, la web de estilo y decoración The Apartment Therapy ha publicado una variante mejorada de este reto que está pegando fuerte en las redes sociales.

El Desafío de los 365 días

Con esta técnica, en lugar de ahorrar tan solo un euro a la semana, consigues 28 euros a de la semana. Esta cantidad la reúnes metiendo dinero cada día de la semana en la siguiente progresión: los lunes uno, los martes dos, tres euros los miércoles, etc. Y así hasta el domingo, cuando tocan 7 euros. De esta forma a finales de año tendrás ahorrado 1.456 euros.

Esta formula es más progresiva y menos dolorosa que la anterior, ya que la cantidad que vas metiendo en tu hucha no va aumentando cíclicamente y sin parar, como sucede con el de las 52 semanas, pero no está al alcance de todas las economías.

Algunos consejos para conseguirlo

  • Búscate alguien con quién cumplir el desafío. Puede ser tu pareja o un amigo
  • Buscad un objetivo en común: unas vacaciones, una nueva televisión... algo que os motive a ambos.
  • Colocad el dinero en un sitio muy visible, cada vez que lo miréis os recordará vuestro compromiso y os sentiréis un "poquito culpables" cuando no cumpláis con él.
  • Proponeos vivir gastando menos de lo habitual. Reducir un poco los caprichos, conseguid ingresos y aumentando algunos ingresos con cosas sencillas como vendiendo lo que no necesitéis o con algún trabajo u horas extras, etc.
  • Cumplid todas las semanas. Ambos desafíos dan tiempo suficiente como para analizar cómo ir consiguiendo a largo plazo ese dinero a depositar cada semana. El truco es ir dejando algo de dinero siempre para tener que hacer menos sacrificios la semana siguiente.
  • Si ahorrar esas cantidades os supone un problema, adaptarlo a vuestras posibilidades. Cambia el euro a 50 céntimos, o incluso a 20.

Sea como sea, cualquiera de las dos formas son maneras fáciles, prácticas y divertidas para comenzar a adquirir un buen hábito y ¡Ahorrar una buena cantidad de dinero!