Falta apenas un año para que las #Minas de #Carbón de toda España cierren definitivamente. La industria que prospera que empleó a miles de trabajadores debe acoplarse a las medidas de la Unión Europea y las del Gobierno Nacional.

Se destinarán para tal fin cerca 2.130 millones de euros, que servirán de paliativo para las consecuencias que el cierre de las 26 minas de interior que aún quedan (algunas de ellas ya han iniciado el proceso de cierre hace meses), pueda provocar. Del importe total que se invertirá, unos 1.300 millones estarán destinados a solventar los gastos derivados del personal afectado: bajas, prejubilaciones, subsidios de desempleo, etc. Para las pérdidas por el cese de producción se dispondrán de unos 700 millones de euros, mientras que los 130 restantes se invertirán en solventar los costes a posteriori, es decir la seguridad y la infraestructura que cada mina requiera luego del cierre.

Existe, en paralelo a los presupuestos destinados, un coste en el que pocos reparan, los pueblos del carbón. Territorios que todavía perviven gracias a la industria minera que durante el 2018 deberán reinventarse para no morir en el olvido. #Minería