En menos de 20 días, las minas subterráneas de España comenzarán a reducir la producción de cara al cierre definitivo. Solo habrá una que no lo haga porque está a cielo abierto. Quienes no dejen de funcionar a lo largo del nuevo año, las subvenciones que reciben se retirarán por completo. La medida no les deja otra opción, sin la ayuda del Estado, el trabajo minero se vuelve prácticamente inviable.

León, Asturias y Teruel, son las zonas más perjudicadas, justamente de esta última provincia es la empresa que intentará mantener la mina en pie, salvando los puestos de cientos de trabajadores. Un logro que amerita el reconocimiento porque la empresa, que comenzó en los años 60, lo hizo con todos pozos subterráneos y ha logrado, en la actualidad, poseer la única mina que sobrevivirá por estar a cielo abierto.

Los últimos datos oficiales corresponden al 2010, aseguran que en el país existían (hace 6 años) cerca de 3.600 explotaciones mineras que generaban cerca de 30 mil puestos de trabajo directos.

La explotación de #Carbón recibe ayudas económicas desde el año 1986, el descenso ha ido in crescendo hasta llegar al punto que no resulta una práctica rentable. #Siderurgia #Minería