Ayer por la noche se emitió en la Sexta el programa Salvados que presenta el periodista Jordi Évole. El último reportaje del equipo de Salvados fue rodado en el Congo y muestra la cara menos visible del coltán, un mineral utilizado para fabricar componentes de dispositivos electrónicos y sus desastrosas consecuencias para los habitantes del país: feminicidios, violaciones, maltratos y #explotación infantil.

En el programa se entrevista a hombres que trabajan en las minas en condiciones poco seguras, mujeres violadas obligadas a abandonar su hogar y niños soldado que sólo conocen la violencia y el terror. También se entrevista a dos periodistas, una voluntaria y un médico local que llevan años en el país y nos hablan sobre cómo el coltán ha destrozado las vidas de quienes les rodean.

Anuncios
Anuncios

Cuando Évole les pregunta qué parte de responsabilidad tenemos por consumir artículos realizados con coltán ya parte de una premisa equivocada. Se responsabiliza al consumidor de que exista explotación, cuando las verdaderas culpables son las empresas, los gobiernos que lo permiten y el propio sistema capitalista. No nos engañemos, es así como funciona el sistema, pero no sólo con el coltán, también con el petróleo, el carbón, el diamante… ¿O es que cuándo vamos a repostar pedimos "gasolina libre de conflicto"?

Las empresas multimillonarias son quienes traen beneficio aun violando los Derechos Humanos. Sin embargo, a estas multinacionales apenas se las menciona, somos nosotros y nosotras a quienes aluden. Apelan a nuestra ética para hacernos sentir culpables del sufrimiento de tantas personas.

Anuncios

Pero no hemos de olvidarnos que no ponemos las condiciones, no nos lucramos con ello, no fabricamos, no explotamos, sólo consumimos. Yo no responsabilizo a quien se compre un móvil hecho con coltán si esta persona gana 600 euros al mes dado que, seguramente, no podrá permitirse otra alternativa. No hay una opción entre lo ético y lo barato. Lo primero no nos lo podemos permitir.

En lugar de culpar a las empresas por obligar a una sociedad a vivir de la esclavitud de la otra, el foco se pone en quien lo consume. En lugar de regularizar a las empresas que realizan acciones ilegales, vivimos en una sociedad de libre mercado en la que cada cual amasa su fortuna como puede. Así funciona el #Capitalismo. #Economía