La #Economía necesaria en #Venezuela. Citando aquella famosa y bien conocida frase de Arturo Uslar Pietri en aquel año 1936: "Hay que sembrar el petróleo". No se equivocaba este renombrado periodista, escritor, abogado y político venezolano, cuando pregonaba la necesidad de dirigir la renta petrolera hacia la generación de un aparato productivo nacional diversificado.

Son ya muchos los gobiernos que han dirigido las políticas económicas que han llevado a Venezuela de crisis en crisis. Digamos que al menos unos setenta gobiernos han implementado sus particulares ideas en lo económico, e inclusive, hubo los que hicieron referencia a la ya citada frase de Uslar, pero muy pocos hicieron verdaderos avances en esta dirección.

Anuncios
Anuncios

No se trata de inventar nuevas teorías económicas o de reinventar la rueda. Se trata de reconocer que esta es la vía para solucionar los problemas económicos y sociales de la nación.

Otro personaje famoso. Uno que en el año 1977 fue candidato a la presidencia de la República. Nos referimos a Renny Ottolina. Carismático animador, que en entrevista en Radio Continente dijo cosas que no pierden vigencia: "Propongo que nuestro país, como estrategia nacional a largo plazo y como meta específica a veinte años, sea un país eminentemente agrícola". Tenemos entonces dos conceptos primarios para diseñar una Política Económica seria:

  • Sembrar el petróleo
  • Una meta de largo plazo.

Planificación de una política económica orientada a fortalecer el aparato productivo nacional, de manera que se corte de raíz con la dependencia de la renta petrolera.

Anuncios

La economía necesaria. Una economía sustentada en no en uno, sino en varios sectores productivos, donde el papel del sector agrícola tenga una preponderancia tal, que se reconozca al país como un gran exportador de café y cacao entre otros. Donde se reconozca a Venezuela no sólo como un gran productor de petróleo sino como un gran exportador de productos derivados del mismo.

Para esto será necesario reorientar la riqueza petrolera hacia la generación de industrias, pero no será suficiente. Debemos reconocer que un nuevo endeudamiento será necesario. No nos referimos aquí a que Venezuela deba ir al FMI o al BM para solicitar 100 mil millones de dólares, no. Esto sería como tratar de apagar un incendio con gasolina y la corrupción oficial aliada con la corrupción de sus pseudo-aliados opositores que barrerían hasta el último centavo y a la postre no habría una fábrica de yesqueros.

El nuevo endeudamiento tiene que ser del tipo no monetario. Expliquemos: una vez identificados los sectores a fortalecer.

Anuncios

Ejemplo: sector turismo, construcción, automotriz, agro-industrial y textil, se diseña su desarrollo mediante una planificación estratégica a plazos, orientando recursos significativos de la renta petrolera y la recaudación fiscal. Esto no será suficiente y será aquí donde entra en el juego la financiación no monetaria. Se deberán generar acuerdos con países amigos para que con su experiencia instalen (Proyecto llave en mano) las industrias necesarias tomando en cuenta la transferencia tecnológica.

De manera recíproca será necesario, en la estrategia, resolver el tema de Seguridad Jurídica y diluir la burocracia mediante el uso de la tecnología y la aplicación justa de las leyes. Suena difícil pero no es imposible y para iniciar habrá que dar un primer paso. Ese primer paso debe ser execrar la palabra enemigo del vocabulario diplomático.

RCh. #Deuda