Seguramente muchos de los lectores habrán escuchado las famosas palabras en contra de los #Bancos, refiriéndose a los mismos como "unos ladrones", bajo el contexto de que nunca nos ayudan en aquello que nosotros necesitamos.

Ciertamente, este artículo puede no suponer mucha novedad para muchos, no obstante, para mí personalmente es un artículo donde quiero contar la realidad, la que personalmente tuve la oportunidad de ver y de vivir. Prácticas de los bancos que nos hacen pensar qué están haciendo con nuestros ahorros.

Cabe, antes de todo, hacer mención especial a la numerosa acción social que realizan los bancos, puesto que con esto no se pretende lanzar dardos de acusaciones, simplemente debe servir como advertencia para todos aquellos que tratan con ellos.

Anuncios
Anuncios

Es importante partir de una base, ellos dominan estas materias mucho más que nosotros y tienen una realidad que pocos podemos llegar a imaginar.

Una presión aplastante

Hay que estar hecho para trabajar en un banco, tener las ganas, la sangre fría y sobre todo una gran capacidad de soportar la presión, porque por desgracia y sin suponer ningún menosprecio, las personas que están en el banco son comerciales, y muchos de ellos tienen que soportar una auténtica presión para lograr unos objetivos de ventas de los diferentes productos financieros. Muchas veces ello puede suponer hacerlo de una forma quizá demasiado abusiva hacia el cliente.

Cuidado con lo que te ofrecen

Ciertamente hay cierto nivel de productos que deben ser muy bien estudiados para ser ofrecidos, actualmente muchos bancos ofrecen la posibilidad de disponer de un dinero inmediato, de grandes cantidades económicas, ante esto: ¡cuidado! Dicho préstamo viene acompañado de un tipo de interés realmente muy elevado, además muchos de ellos no tienen la necesidad de justificación puesto que se consideran como previamente concedidos al cliente.

Anuncios

El hecho es que muchos de los clientes que cuentan con esta posibilidad realmente no tienen la capacidad de poder devolver este préstamo.

Ojo también cuando se contrata este préstamo, es importante saber que actualmente no es necesario que el mismo venga acompañado de un seguro que cubra los gastos, hecho que muchas veces los bancos omiten.

Reclama bien tus derechos

¿A cuántos de vosotros os han dicho que esperéis al vencimiento para la cancelación de un seguro? Hay que tener precaución ante esto, puesto que muchos de estos supuestos seguros al vencimiento se pueden cancelar perfectamente en el momento de pedirlo, ¿por qué no lo hacen? Bien, el hecho viene dado respecto de los números que deben presentar, puesto que las cancelaciones muchas veces hacen perder ciertos objetivos que tienen señalados los comerciales, ello viene marcado por las duras presiones desde arriba.

Busca alguien de confianza

Cuando nos comenten algún producto o nos comenten algo desde el banco siempre es importante poder contar con alguien de confianza a quien poder pedirle asesoramiento sobre estos temas, algunos pueden requerir realmente la ayuda de un profesional pero otros simplemente se aprovechan de nuestro desconocimiento.

Anuncios

Se han dado casos tan claros como son el tema de las cuentas, no se debe hacer ningún seguro ni tarjeta de forma obligada por tener una cuenta, más allá de que realmente el perfil que tienes no le interesa al banco.

En definitiva, tu dinero es tuyo, te lo ganas tú y tienes todo el derecho a protegerlo. Confía en aquellos que se han ganado tu confianza y siempre hay que leer todo aquello que firmamos. #Economía #Money