El #banco Santander, una de las empresas de banca más fuertes e internacionales del país, con sucursales en México, Estados Unidos y mucho más, se ha enfrentado recientemente a la justicia en un Tribunal de Oviedo por sus últimas 'promociones' en hipotecas. Los clientes del banco quedan ahora advertidos:

El Tribunal de Oviedo sentenció como nulas y en pleno derecho a reconsiderar las condiciones abusivas de dicha hipoteca, por considerarlas poco claras en cuanto a los plazos de pagos, el número de cuotas a cancelar y fechas de vencimiento. Una alarmante sentencia del Tribunal que señala a ciertos productos financieros del Banco Santander como abusivos y faltos de transparencia.

Anuncios
Anuncios

Dichos productos no escasean: el caso reciente el de las hipotecas que denominan como 'tranquilidad', ha desvelado la negación del banco a informar a sus clientes detalles claves en la negociación como cuánto dinero deben pagar, ni por cuántos años.

Todo un escándalo por el que el juzgado número 3 en primera instancia de Oviedo se ha visto en la imperiosa necesidad legal de declarar a nueve cláusulas de estos contratos hipotecarios como nulas, alegando como de pleno derecho a eliminarlas por su contenido abusivo.

Estas clausulas, sin embargo, no son nada nuevo: los contratos hipotecarios que fueron comerciados por el extinto Banesto, llamado ahora Banco Santander, datan del año 2007, y según el tribunal presentan falta de transparencia y condiciones poco claras en perjuicio de su clientela.

Fundamentalmente, dichas cláusulas están vinculadas con los plazos de amortización, así como también con el número de cuotas y las fechas a cancelarlas.

Anuncios

Además, el contrato incluye algunas extra donde sólo se pagan intereses, problemas con el TAE y el aplazamiento de ciertas cuotas, reembolso, los intereses y vencimiento.

La sentencia obliga a los promotores de dicho producto a eliminar de forma unilateral dichas cláusulas de los contratos. Lo más importante le ordena hacer recálculo de todos los pagos desde que se inició en el 2007 y hasta 2l año 2047, fecha en la que contrataron como finalización de las cuotas de la hipoteca 'tranquilidad'.

Deberán devolver a su clientela todas las cantidades de dinero cobradas y asumir costos del juicio en su contra. Lo más abusivo de estos contratos es que la fecha de finalización de los pagos no estaba expresada ni predeterminada: colocaban como pago máximo de la hipoteca cuarenta años y se incrementaba en un 2.5 por ciento anual.