Llegó septiembre  con él la vuelta al cole. Se acortan los días, las jornadas de playa pasan a ser un recuerdo y empiezan los madrugones y las carreras a primera hora, impregnando las calles de aroma a colonia infantil.

Recuerdo la vuelta al cole como algo estupendo, el reencuentro con los amigos, las risas, estrenar esos libros que olían a nuevo, usar mochilas que tenían una combinación para abrirse y empezar las libras poniendo todo nuestro esmero en la letra. Pero para mis padres era algo más, era un gasto elevado aunque siempre mantuvieron mi ilusión,  y luego me tocó a mi hacer el gasto y mantener la ilusión.

Para que sea un poco más fácil os dejo unos trucos muy sencillos.

Anuncios
Anuncios

- Lo más caro son los libros de texto, lo ideal es heredar de algún familiar, ir a un banco de libros o incluso en algunos coles tienen un sistema de préstamo. O comprar de segunda mano.

Para que molen podemos forrarlos con algo divertido.

Primero reforzamos el lomo con cartulina porque se debilita con el uso. Y forramos con papel de regalo chulo, puede ser de los Minions, Frozen, o lo que les guste. Encima ponemos forro para que dure y listo, con un gasto mínimo tenemos libros nuevos. Por cierto, es importante borrar por dentro lo que pueda tener escrito. 

-La mochila es otro gasto fuerte y se puede reaprovechar. Para "tunearla", después de lavarla bien, compramos en un bazar un llavero que quede bien y se engancha en la cremallera, o compramos unos parches de tela, o chapas y ponemos en el estuche el mismo llavero o los mismos parches o chapas, irá de lo más conjuntado.

Anuncios

-Los materiales básicos es mejor comprarlos con tiempo, en liquidaciones, ofertas de dos por uno o por Internet, que hacen muy buenas ofertas.

Lo que esté en buen uso se utiliza más de un año.

Para que puedan hacer los deberes una buena idea es poner en el cajón del escritorio un separador de cubiertos de esos de los bazares, y meter el material sobrante de otros años, ese que ya no está para llevar al cole; lápices de colores, rotus y ceras, para que esté todo ordenado y a la vista.

-No solo hay que ahorrar en lo del cole, también en el día a día. Aún hace buen tiempo y las salidas pueden ser al parque, a la playa y lugares de ocio de cada ciudad.Con el calor comemos menos y podemos usar verduras de temporada para hacer ensaladas y gazpachos, que salen baratos.

Lo ideal es comprar ahora bastantes verduras de temporada y congelarlas troceadas para hacer puré de verduras los meses de otoño.

Y lo mismo con algunos pescados, que ahora están baratos y es una buena opción de cena.

-Respecto a la ropa escolar, si llevan uniforme intentaremos aprovechar de un año para otro o heredarla entre hermanos todo lo posible, y si van de calle pues a estirar la ropa de verano al menos este mes.

Anuncios

- Es indispensable hacer listas; lista de lo que necesitamos comprar, de las comidas durante el mes y del almuerzo que van a llevar al cole, esto es importante porque si lo dejamos para última hora y compramos lo que sea en el kiosco o tienda que nos pilla de camino, además de alimentar de modo muy negativo al niño acabamos gastando más de la cuenta.

-Una idea para personalizar los uniformes entre hermanos es poner etiquetas monas adhesivas y escribir los apellidos, o si el nombre empieza por la misma letra, la inicial y los apellidos y así pueden usar ambos la ropa, bien porque estén igualados o un año uno y al otro el hermano.

-Ya para acabar, si los niños se desplazan buscar bonos de autobús, o hablar los padres y establecer turnos, siempre se puede ahorrar.

Pues estos trucos nos ayudarán y harán que septiembre también sea el mes de los reencuentros de los papis, y no solo del gasto desmesurado. #trucos para ahorrar en la vuelta al cole #ahorro vuelta al cole