Las mujeres pagan más dinero por un producto dirigido a la mujer que los hombres por el mismo producto. Esto afecta especialmente a los productos de higiene. La razón que lo explica es una mayor demanda de estos productos, unido a una libertad de precios así como una falta de regulación con respecto a esta tasa rosa. La consecuencia final es que al año, la mujer paga una diferencia considerable con respecto a lo que paga el hombre por sus productos de higiene. 

No tenemos datos españoles pero el término de "tasa rosa" se acuñó en Estados Unidos que concluyeron que la mujer paga 1400 dólares más al año que el hombre por los mismos productos.

Anuncios
Anuncios

Si a esto sumamos que las mujeres de media tienen salarios menores, concluimos que su poder adquisitivo es considerablemente menor. Por otro lado, los productos de higiene exclusivamente femenina, tienen un IVA del 10% en vez de un IVA reducido, algo que ya han reclamado algunos colectivos ya que productos de higiene femenina como tampones, compresas y copas menstruales son de primera necesidad, algo de lo que la sociedad todavía no está concienciada.

En España, la agencia madrileña La Despensa y la periodista Celia Blanco han promovido la campaña Tampons from Canada en la que solicitan una compra masiva de tampones en Canadá donde el gravamen sobre estos productos es de 0% para concienciar a los partidos políticos de lo importante que resulta esta rebaja fiscal sobre estos productos de primera necesidad. 

Cuchillas de afeitar y desodorantes

Las diferencias más comunes están en las cuchillas de afeitar.

Anuncios

De estar dirigidas a un hombre con respecto a estar dirigidas a una mujer pueden llegar a ser de un 25% más según el producto. A veces, la diferencia funcional entre un producto y otro sólo es el color. Igual ocurre con los desodorantes, cremas corporales, cremas de afeitar u otros productos que comparten uso hombres y mujeres pero que las mujeres pagan más caro. 

La UGT estima que una mujer tiene que trabajar 88 días más de media para igualar el salario masculino... eso sin contar los días que tendría que trabajar de más para igualar su cesta de la compra#igualdad #Ahorro #La economía hoy