Una de las fortunas más importantes de la lista Forbes, Carlos Slim y Mutua Madrileña, son ahora inversores de Caixabank con participaciones alrededor del 1%  y 2.13% del capital de la entidad respectivamente. La razón es la venta de autocartera de la propia entidad para conseguir liquidez con el objeto de poder financiar la OPA de BPI (Banco Portugués de Inversiones)  a 1.134 euros por acción, que Caixabank ha lanzado recientemente. 

Mutua Madrileña, el segundo inversor

Esta operación sitúa a la Mutua Madrileña como segundo accionista de la entidad siguiendo a CriteriaCaixa que posee un 47% de las acciones de Caixabank.

Anuncios
Anuncios

Los responsables de esta compra afirman que no tienen intención de formar parte del consejo aunque no lo descartan para el futuro. La compra de acciones de Caixabank ha supuesto una oportunidad de penetrar en el mercado luso por parte de Mutua que ya tenía un acuerdo con SegurCaixa Adeslas anteriormente. Para Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña, esta operación se presenta como una oportunidad de inversión en un escenario en el que la renta fija ha dejado de ser un atractivo por situarse su ratio de rentabilidad en torno al 0%. Esta operación no es nueva para la aseguradora que ya ha sido accionista de empresas como Repsol, Sacyr o Santander. 

El viejo amigo Slim

Por su parte, Carlos Slim se ha hecho con un 0.76% del capital de Caixabank a través de su grupo financiero Inbursa invirtiendo en la operación la cantidad de 100 millones de euros.

Anuncios

Slim ya tenía una participación en la entidad tras el traspaso de Criteria de una participación del 9% a Inbursa  convirtiendo al magnate en miembro del patronato de la Fundación La Caixa. 

Bajada del valor en bolsa

El precio de la acción de Caixabank ha bajado en torno al 3% tras la suspensión de cotización por la CNMV en el día de ayer. De hecho, todo el sector bancario se ve afectado por bajadas generalizadas a causa de la venta de autocartera de la entidad ajustándose su precio por acción situándose en torno a 2.26 euros por título reflejando el valor real de las acciones tras la operación. 

#Mercado de Valores