La fallida investidura ha aumentado las posibilidades del escenario de las terceras elecciones en España, un escenario poco favorecedor para apostar por el mercado español por parte de los inversores internacionales. Para Moody's, esta situación sitúa a España en una posición de debilidad macroeconómica y fiscal. Y es que aunque la economía española continúa su buena inercia, esta situación de desgobierno impide que pueda cumplir sus objetivos de déficit. 

Pese a que la agencia mantiene su calificación en Baa2 con perspectiva estable, advierte de esta inestabilidad política puede dificultar sus objetivos fiscales. No obstante, también reconoce que aún tiene dos años para poder cumplir con su compromiso aunque asegura que este año no logrará su objetivo revisado del 4.6% del PIB

Sin gobierno, no hay presupuestos

Para poder cumplir con sus objetivos de déficit y PIB con Europa, España necesita aprobar un presupuesto anual y esto no lo puede hacer un gobierno en funciones, por lo que empieza a urgir que se produzca una formación de #Gobierno cuanto antes.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, el panorama político actual plantea muchas dudas al respecto. 

Frente a la fallida investidura del PP, seguimos a la espera de conocer el próximo paso político de los candidatos. Ante lo ocurrido, el Rey Don Felipe ha indicado que por lo pronto no va a convocar nuevas consultas. 

Pedro Sánchez ha iniciado hoy una ronda de conversaciones con los diferentes partidos políticos para buscar soluciones de cambio. También ha solicitado reunirse con Mariano Rajoy. Sin embargo, la perspectiva de que estos pasos puedan llevar a una investidura alternativa de los grupos de la izquierda, es bastante complicado ya que requiere el consenso de muchos grupos con intereses contrapuestos. 

Tampoco queda claro que una posible investidura popular con un representante diferente a Rajoy pudiera llevar a un resultado diferente. 

Todo apunta a que la situación política actual no tiene visos de proporcionar un gobierno a tiempo para poder aprobar los presupuestos generales del Estado, por lo que resulta lógica la puntualización de Moody's #La economía hoy