Como cada estío, estamos acostumbrados a ver que, a medida que nos encontramos ante la inminente llegada del verano, las cifras de #Paro recogen bajadas récord.

El mes pasado, amanecíamos con la noticia de que el paro en #España se había visto reducido a menos de 4 millones, algo que no ocurría desde 2010, en los primeros años de la crisis económica que azota a España.

Sin embargo, como no todo es de color de rosa, la letra pequeña también necesita de tu lectura y análisis.

¿A qué se debe esta bajada de paro anual? ¿Nos encontramos realmente ante buenas noticias?

Aunque la respuesta a priori pudiera ser sí, no sería realmente adecuado celebrar nada de esta bajada de paro que se produce cada año.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de empleo que se produce durante estos 3 meses de verano tiene que ver con la hostelería, por lo que no podemos incluir esta bajada de paro como algo genérico, sino como un acontecimiento que se produce en un sector en particular. Es por ello, que beneficiará principalmente a todo aquel que tenga experiencia en el ámbito hostelero, que cuente con contactos o personas dentro de este mundo, o que tenga suerte y sea uno de los afortunados que dejará, aunque solo sea por unos meses, de copar la inmensa lista del paro en España.

Uno de los principales inconvenientes de estos trabajos que “engañan” y “maquillan” cada año cifras y estadísticas, es la temporalidad de los mismos. Baja el paro, sí, pero para volver a subir en septiembre u octubre. Es una buena noticia a corto o medio plazo, nunca a largo.

Anuncios

El Ministerio de Empleo y Administraciones Públicas publicaba este mes las últimas cifras en lo que a mercado de trabajo se refiere: 124.349 parados menos y 98.432 afiliados más.

Otra de las contras es la desigualdad existente entre las distintas Comunidades Autónomas en España. No hay homogeneidad ni equilibrio en las cifras. El paro ha bajado en todas, pero no en todas ha subido la afiliación.

El turismo y el comercio son los principales sectores que generan estos cambios durante esta época del año. Es algo bueno pero, como venimos diciendo, también es temporal. Solo durante el verano o la navidad vemos a estos sectores salir a flote y mejorar las cifras económicas en España.

La destrucción de empleo en educación hace que tampoco sea del todo una buena noticia todo lo que gira en torno a la bajada del paro. Mientras que todos los sectores han generado empleo durante estas fechas, la educación ha bajado sus cifras en lo que pudiera ser una situación preocupante para profesionales del mundo de la enseñanza y quienes, en cierta medida, nos beneficiamos de la misma.

Anuncios

La bajada en afiliación supone también un problema que debería estar en el punto de mira de las políticas y leyes en materia económica. Debido a que cada vez más se lleva eso de pagar en negro, sin necesidad de declarar nada de lo pagado al trabajador, esto genera una falta de ingresos que hace que se debilite el sistema del pago de pensiones, dejando así a una parte de la población cada vez más perjudicada con continuos recortes en su pensión.

Toca sentarse y ver qué se está haciendo bien y qué, por el contrario, no se está haciendo, o al menos no como se debería.

De nada vale tener un buen verano, si siempre va seguidos de 9 meses de incertidumbre y desesperanza.