La multinacional americana Apple se ha levantado con un gran infortunio en forma de multa millonaria impuesta por la Comisión Europea (CE), debido al régimen fiscal del que se estaba beneficiando en #Irlanda.

En ello, la Comisión Europea, considera que en Irlanda se han realizado prácticas selectivas de una serie de empresas muy importantes, donde se han dejado de pagar grandes sumas de dinero.

Los hechos se remontan a dos pactos fiscales que fueron concedidos por Irlanda a #Apple, el primero se remonta allá por el año 1991 y el segundo de ellos en el año 2007, es decir, Apple llevaría 25 años pagando menos impuestos que cualquier otra empresa internacional.

Anuncios
Anuncios

El caso por esta presunta ventaja o fraude fiscal de Apple comenzó a ser investigado en el año 2013, la ley contempla con efecto retroactivo por un periodo de 10 años, por lo que la Comisión Europea solo puede reclamar los periodos que van del 2014 al 2003, que son las cantidades demandadas por un importe global más intereses de 13.000 millones de euros.

Ante tal denuncia, la empresa Apple dirigida por Tim Cock e incluso Irlanda no se quedarán de manos cruzadas. Apple porque significa una gran cantidad de dinero y ellos consideran que no han incumplido y han pagado lo pactado con Irlanda. Para Irlanda podría significar que Apple hiciera las maletas de su país e irse a otro paraíso para operar y conseguir mejores ofertas fiscales.

Apple advierte que la decisión de la Comisión Europea puede traer consecuencias negativas relativas a la inversión de capital extranjero en Europa y por desgracia el perjudicado final sería la clase trabajadora.

Anuncios

El ministro de finanzas irlandés, Michael Noonan, sabe el peligro que corre su país si deja perder una de las mayores empresas informáticas del mundo, su #Economía podría verse comprometida y defenderá su gestión apelando a la justicia comunitaria.

Ante todo el ministro tendrá que pasar por el gabinete irlandés para conseguir el beneplácito e iniciar el proceso de un recurso ante la justicia comunitaria, un hecho bastante evidente dada la magnitud de lo que se juegan y este proceso podría durar unos cuatro años.