La rentabilidad anual de los precios de los inmobiliarios ha subido un 6.3%. Es la máxima subida experimentada en 9 años y se coloca en un porcentaje similar a la del tercer trimestre de 2007, cuando estalló la burbuja. Según los datos del Banco de España, el rendimiento medio bruto anual es del 10.9% en el primer trismestre de 2016 y de 8.8% en el trimestre anterior, lo que da una idea del ritmo del crecimiento. Esta cifra mide el efecto combinado de la revalorización del inmueble al venderlo y al rentarlo que aporta un 4,6% sobre el valor del activo. Este beneficio puede incrementarse en los próximos años ya que, según una estimación de Fotocasa, el precio de los alquileres se está elevando año a año en un 4.2%

No hemos aprendido nada

Antes de la crisis, el principal objetivo del español medio era el de adquirir una #vivienda en propiedad.

Anuncios
Anuncios

Se consideraba que la vivienda era un activo que en cualquier momento podía venderse y ganar una rentabilidad. Pero no se contaba con la realidad de la burbuja inmobiliaria que, por un lado infló los precios de los inmuebles y, por otro lado, la bonanza del mercado que acompañaba en ese momento, permitió el endeudamiento de los españoles por el precio inflado de una vivienda durante 30 años y en algunas ocasiones hasta 40 años. Esto supuso que, en cuanto los españoles perdieron su trabajo a causa de la crisis, en el momento en que los bancos se dispusieron a ejecutar las #hipotecas para cobrarse la deuda que no podían cobrar, se encontraron con que el valor del piso no cubría la deuda por lo que en muchos casos, intentaron quedarse con otras propiedades de cliente. Pese a lo ocurrido, muchas personas siguen pensando que tener una casa en propiedad es la mejor opción. 

¿Quiénes están ganando esta subida?

Afortunadamente, a este escenario no acompaña la bonanza económica de 2007 cuando los requisitos para ofrecer una hipoteca eran mucho menores a los actuales y se dieron préstamos de una media de 100.000 euros a personas con salarios mileuristas.

Anuncios

Estamos en un momento en que los tipos de interés son muy bajos, los salarios han empeorado, el acceso a un trabajo estable se ha dificultado mucho y por tanto, el escenario no facilita el acceso a una vivienda al español medio incluso aunque éste considere que adquirir una vivienda es bueno para su economía. Si esto es así ¿quién está ganando con esta subida?

Los inmuebles en España siguen siendo objeto de especulación por parte de los inversores. Los bancos españoles recibieron un rescate pero sin liberar ninguno de los pisos en propiedad que tenía tras las ejecuciones hipotecarias masivas por lo que ahora su patrimonio se ha revalorizado. Por otro lado, grandes inversores internacionales crearon entre los años 2010 y en la actualidad, fondos de inversión para comprar inmuebles en España. Son fondos inmobiliarios extranjeros los que ahora disfrutan de la subida de estos precios. 

La consecuencia de todo esto puede ser la inaccesibilidad de la vivienda para el español medio. En el caso de la compra no es un problema, ya que tener una vivienda en propiedad para ser utilizada como vivienda habitual, en realidad es una mala inversión.

Anuncios

El problema viene de que la renta de los pisos sea demasiado elevada y dificulte su acceso.  #Ahorro