Los #Bancos alemanes se han erigido a la cabeza de la recomendación tomando sus primeras medidas y han decidido cobrar comisiones sobre el interés a ahorradores con #depósitos de más de 100.000 euros. La cooperativa Raiffeinsein, una cooperativa de crédito alemana, aplicará un interés negativo del -0.4% sobre los depósitos. Se trata del mismo porcentaje que el BCE está cargando a los bancos por el "exceso" de reservas y la facilidad de depósito. Esta medida ya se estaba aplicando a las grandes cuentas pero ahora se ha decidido aplicar a inversores medianos aunque quedan exentos los pequeños ahorradores, quienes tienen depósitos de menos de la cantidad indicada. 

Decadencia de los tipos de interés

Los depósitos e ipfs (imposiciones a plazo fijo), son una tradicional herramienta de inversión que los bancos ofrecían a sus clientes.

Anuncios
Anuncios

Se trata de un sistema ganar-ganar que permitía a los bancos disponer de liquidez económica para hacer sus gestiones económicas. El ahorrador, al contratar el depósito, se comprometía a que su capital quedara bloqueado durante un tiempo a cambio de un tipo de interés. Antes de la crisis, la guerra entre bancos para captar capital de los ahorradores, implicó la oferta de depósitos a unos tipos de interés atrayentes para los inversores. Esta guerra disparó los precios de los depósitos. Sin embargo, a causa de la crisis, el BCE, para reducir los impactos de las tendencias bajistas de la crisis, redujeron también los tipos de interés de forma paulatina. Eso implicó la imposibilidad, por parte de los bancos de atraer con el tipo de interés el #Ahorro de los inversores. El resto, ya es historia. 

Los diferenciales en el interés ya no son negocio

Hace unos días, el Banco Central Europeo recomendó a los bancos europeos que aumentaran el número de comisiones por servicio debido a que los bajos tipos de interés ya no ofrecen un negocio por diferenciales.

Anuncios

Los depósitos bancarios permitían a las entidades ofrecer un tipo de interés menor del que podían conseguir en el mercado sin apenas riesgos en la operación. La bajada del tipo de interés como medida del Banco Central Europeo (BCE) para afrontar los impactos de la crisis (medidas que, por otro lado, se hacían esperar con más urgencia que como fueron tomadas), ha imposibilitado que esta herramienta siga siendo una fuente de ingresos importante en los bancos. Al BCE le consta que los tipos permanecerán bajos durante un largo tiempo. De ahí su recomendación.