El desconocimiento financiero siempre se ceba en el capital de los pequeños ahorradores que sólo buscan un sitio donde guardar su dinero sin sobresaltos. Las continuas caídas de las bolsas, primero a causa de la crisis y ahora por los impactos de conflictos internacionales, ha tenido como consecuencia, la búsqueda de un refugio por parte de los ahorradores españoles. La continuada bajada de tipos de interés por parte del BCE, unido a los impuestos sobre la rentabilidad de estos productos y el precio de la vida en alza, ha tenido como consecuencia una pérdida en los ahorradores conservadores de un 7.1% anual con respecto a la rentabilidad de los principales mercados europeos. 

Este porcentaje de rentabilidad negativa es una estimación de la gestora Fidelity Internacional en una inversión de 100 euros al mes en los últimos 5 años, en depósitos a la vista o planes de #Ahorro, la cual supone esa diferencia con respecto a la inversión en empresas europeas de gran capitalización.

Anuncios
Anuncios

Mientras que la rentabilidad de los #depósitos ha sido de una media de 0.2% en estos cinco años, el de los mercados ha sido de un 7.3% y esta importante diferencia revela que mientras los inversores más atrevidos han estado ganando dinero con un riesgo medio, los ahorradores conservadores han perdido poder adquisitivo por el coste de la inflación, que es superior a la rentabilidad de los depósitos y cuentas corrientes. 

Baja formación financiera

Esta decisión de proteger los ahorros en depósitos ha empobrecido a los españoles y es la consecuencia directa de una falta de formación por parte de los ahorradores de este país. Se opta por productos-refugio para evitar pérdidas en vez de intentar conocer las opciones que ofrece el mercado. Se desconfía de las bolsas sólo por su fluctuación. Se trata de ahorradores que ante la marea de la volatilidad, optan por no aprender sus reglas 

Fondos de inversión, expertos en riesgo

La mayoría de los expertos en inversión toman sus propias decisiones sobre en qué acciones invertir.

Anuncios

Pero para un inversor con baja formación financiera, el fondo de inversión le ofrece la opción de apostar por productos más arriesgados y que sea un experto el que tome las decisiones sobre qué productos son los más interesantes para invertir. Además, existen fondos de inversión con distintos niveles de riesgo. Un paso hacia una inversión más arriesgada pero también más rentable podría ser empezar por confiar en estos expertos aunque la opción ideal es aprender para poder decidir más eficazmente.  #inversion