El 1 de enero de 1999, nacía la eurozona. Un grupo de países adoptaban una única y nueva moneda de curso legal, el euro. España cambiaba su "rubia" peseta por esta nueva divisa. Ya éramos europeos en toda regla. Teníamos la misma moneda. E incluso los mismos precios, que sufrieron un incremento vertiginoso (no tanto así los sueldos, que siguieron siendo españoles).Tras cálculos mentales, conversiones y subidas, fuimos adaptando nuestro monedero, no sin algún que otro quebradero de cabeza. 

Si bien estos cambios fueron ostensibles, se produjo otro hecho de mayor trascendencia. El Banco de España cedía parte de su competencia monetaria al Banco Central Europeo.

Anuncios
Anuncios

A partir de este momento, las decisiones económicas dependían de esta institución. Sin embargo, el Banco de España no desapareció. Por eso nos preguntamos, ¿cuáles son las funciones que sigue desempeñando este organismo?

El Banco de España como representante del BCE en nuestro país

Tanto el Banco de España, como el resto de los bancos nacionales de los países de la eurozona, así como el propio Banco Central Europeo forman parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Como todos los miembros de este sistema, puede intervenir y participar en la toma de decisiones en lo que se refiere a la política monetaria europea, en la medida de sus posibilidades. Pero claro, unos bancos nacionales tienen más influencia que otros.

Independientemente de esta facultad, sus funciones principales son: ejecutar las decisiones que adopte el #BCE dentro de nuestras fronteras; emitir los billetes de curso legal; realizar las operaciones de cambio de divisas y promover el buen funcionamiento de los pagos en la eurozona.

Anuncios

El Banco de España como organismo nacional

Con lo dicho anteriormente parece que sus competencias se limitan a ser el brazo ejecutor del BCE. Pero también tiene disfruta de autonomía propia.

La función más importante y específica del Banco de España es la de supervisar y controlar las entidades de crédito y los mercados financieros nacionales, verificando que cumplen con la normativa y solvencia exigidas por la legislación vigente. Tiene que asegurarse de que el sistema de pago sea correcto y proporcionar liquidez urgente a las entidades financieras si fuese necesario.

Para ello, este organismo se encarga de elaborar informes sobre la situación económica y social de España, a través de su Central de Balances. A partir de estos estudios y estadísticas publica memorias donde se recoge la información, conclusiones, valoraciones y propuestas sobre el panorama nacional que son utilizados por organismos públicos, Gobierno y otras instituciones, para tomar decisiones.

También es de su incumbencia poner en circulación la moneda metálica, y participar en la gestión de los títulos de deuda pública con sus medios técnicos para emitir y poner en circulación las letras, bonos y obligaciones del Tesoro.

Y aunque estas atribuciones son importantes para el correcto funcionamiento de la economía española, no nos engañemos, lo cierto es que las decisiones significativas vienen vía Fráncfort (Alemania).

Anuncios

#Unión Europea #La economía hoy