Subida de comisiones, trato vejatorio, negación de la información, ventas de productos financieros sin considerar tu perfil inversor, condiciones abusivas, cobrar costes por operaciones que antes eran gratuitas, incumplir las condiciones de tus productos contratados antes de la crisis... estas prácticas bancarias fueron aplicadas por la distintas entidades naturales durante los años de la #Crisis y especialmente tras el rescate, momento en el cual han vuelto a disfrutar de beneficios económicos a costa de los ingresos del rescate conjuntamente a una subida exacerbada de los precios de sus servicios bancarios,

Consultar movimientos en las oficinas, hacer transferencias por teléfono, hacer consultas telefónicas o tener un determinado número de apuntes bancarios en tu cuenta son algunos de los gastos extra que los bancos han implementado tras la crisis para  llenar sus arcas.

Anuncios
Anuncios

Durante este tiempo en el cual éramos clientes habituales de las entidades bancarias, hemos detectado una bajada drástica en la calidad del trato, especialmente si nuestras cuentas son modestas.

Las entidades han aprovechado los impagos de recibos para generar descubiertos en las cuentas y ocasionar gastos extras a sus clientes. 

Una gran parte de la nueva situación laboral de la clientela de los bancos también ha sufrido un cambio a causa de la crisis, especialmente si su situación laboral ha cambiado a peor: personas que anteriormente tenían grandes ingresos, han comprobado un peor trato por parte de su banco de confianza tras su despido. Además las entidades han aprovechado los impagos de recibos para generar descubiertos en las cuentas y ocasionar gastos extras a sus clientes.

Por eso ha llegado el momento de tu venganza sin necesidad de hacer daños en el mobiliario bancario: generar gastos extra sin coste para ti, traspasar planes de pensiones con fines manipuladores, pasear el dinero de cuenta en cuenta para que conste que dispones de él pero que no se va a quedar en el banco, son una buena forma de doblegar la actitud de los empleados de banca de tu oficina.

Anuncios

Otra acción muy útil es la de reclamar frente al Banco de España aquellas reclamaciones que hiciste a tu banco y que no atendieron sobre comisiones cobradas injustamente u otras deficiencias del servicio y, por supuesto, una de las mejores venganzas es decir la verdad de sus actos en todos los medios posibles y en redes sociales. A fin de cuentas, es la verdad porque te ocurrió a ti. 

Las mejores estrategias pasan por adueñarse del mango de la sartén, es decir, provocar una situación económica favorable para la negociación y exigir, llegado el momento, una restauración de los daños ocasionados.   #Corrupción