La Reserva Federal de #Estados Unidos ha mantenido los tipos de interés de la mayor economía del mundo en el rango de 0,25% a 0,50% que la Fed fijó el pasado mes de diciembre tras una década sin alzas. La decisión ha sido unánime y la intención de subidas paulatinas se ha visto frenada por las incertidumbres internacionales y la disminución en las mejoras del mercado laboral.

La Fed prevé que los tipos de interés se sitúen a finales de 2016, al menos, entre el 0,5 y el 0,75 por ciento. Esto supone un aumento mínimo del 0,25% ya que las "subidas de tipos poco a poco se deben hacer" y las "proyecciones de crecimiento invitan a ello".

Anuncios
Anuncios

Después de la reunión en la que se ha tomado la decisión de mantener sin cambios los tipos de interés, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ha comparecido ante los periodistas para dar su visión de la situación actual y de lo que espera que ocurra en un futuro.

Yellen ha reconocido que los últimos datos económicos ofrecen un panorama de incertidumbre. No obstante, ha destacado que la economía de Estados Unidos está inmersa en una recuperación continua por lo que la política monetaria debe ser "flexible y apoyar al logro de los objetivos de pleno empleo y una tasa de inflación del 2%". Objetivo que se alcanzará en 2017 según los pronósticos.

En su conferencia Yellen ha admitido que el referéndum propuesto por el Reino Unido sobre la permanencia o no en la Unión Europea para la próxima semana es un factor que se ha tenido en cuenta ya que una votación a favor de abandonar la UE podría tener un impacto en la política monetaria de Estados Unidos. La presidenta de la Fed señaló "el principio de precaución" que ha mostrado el FOMC con respecto a la subida de tipos de interés dada la inquietud global, aunque espera un "crecimiento saludable para el resto del año".

Anuncios

La seguridad de que el fuerte impulso de la recuperación "no ha disminuido significativamente" permite que "la decisión sobre el aumento de los tipos de interés se pueda tomar en cada reunión, por lo que no se excluye una posible subida en julio".

Por otra parte Yellen hizo referencia a que las próximas elecciones de Estados Unidos no juegan ningún papel importante en la toma de decisiones de la Fed y apuntó que "la influencia de la estabilidad del precio del petróleo en la inflación disminuye con el tiempo". #Crisis