La era de la tarjeta física está llegando a su fin. Y parece que ya tiene fecha: 2016. La banca ha ido abandonando los canales tradicionales de operatividad con sus clientes para abrirse paso en el espacio virtual. Todas las entidades bancarias han desarrollado aplicaciones que permiten el pago a través del móvil, a excepción del Banco Popular. #Samsung, #Apple y Google, no quieren quedarse atrás y traen a España sus carteras virtuales.

Cómo funciona

La filosofía es la misma independientemente de la plataforma que la ofrezca. La finalidad es sustituir la tarjeta física por el pago con  el Smartphone o smartwatch, gracias a la tecnología NFC (la que usan las nuevas tarjetas contactless).

Anuncios
Anuncios

Para ello, deberás introducir los datos de cada tarjeta que quieras que formen parte de tu cartera virtual, para poder usarla posteriormente.

El proceso es exactamente igual. Cuando realices una compra acerca tu dispositivo compatible al datófono. Si el importe es inferior a 20€ se cargará automáticamente. Si es superior, solicitará una validación, que en el caso tanto de Samsung como el de Apple, consistirá en la huella dactilar.

Seguridad

Pese a las dudas que pueden surgir, lo cierto es que el pago mediante el móvil es bastante más seguro, pues los datos de la tarjeta nunca salen del teléfono. Para ello se usan los tokens, una secuencia de números creados únicamente para esa transacción. Y si fuera poco, la autentificación del usuario será, en el caso de Samsung y Apple, por huella dactilar, mucho más fiable que el PIN o la firma electrónica tradicional.

Anuncios

Samsung, Apple y Google.

Samsung Pay ha firmado un acuerdo con Caixa Bank y ya está operativo desde mediados de junio, si bien sólo es compatible con algunos dispositivos. Por su parte, Apple Pay, se ha aliado con American Express y se sabe que ha elegido a España como segundo mercado para posicionarse en Europa. Actualmente funciona en Reino Unido con VISA. Google tampoco ha querido quedarse atrás El gigante anunció el pasado mes de febrero, en la Mobile World Congress de Barcelona, su nueva plataforma de pago móvil, Android Pay. Pero por el momento, sólo está disponible en Estados Unidos. En todos los casos, el servicio será gratuito.

El papel de los bancos

Ante el inminente desembarco de estas tres grandes entidades (Apple, Samsung y Google), los bancos han creado sus propias aplicaciones para pagar a través de los smartphones. BBVA, Caixa Bank, Sabadell, Bankia y el último en apuntarse, Santander, ya tienen en activo este servicio. Sólo el Banco Popular se ha desligado de esta carrera.

Anuncios

Y a día de hoy, ¿en qué punto estamos?

Pese a la celeridad con la que se está implementando el proyecto, todavía estamos en una fase embrionaria. Según un estudio elaborado por MasterCard, sólo el 10% de los consumidores escogen este método para pagar, pese a que el 70% de los establecimientos ya cuenta con tecnología contactless.

En 2001, Mobiplay fue pionera en el pago con el móvil en España. Parecía una gran idea pero en 2009 cerró al no cumplir las expectativas. Hoy, el futuro parece más prometedor fundamentalmente por la gran penetración del smarthphone, cada vez más evolucionados y potentes; el uso generalizado de aplicaciones; el avance en las redes móviles de alta velocidad y su cobertura (94,8% de los españoles tienen acceso a una red 3G).

Sin duda, el móvil está cobrando un papel protagonista en nuestro día a día. A partir de ahora, sólo podremos decir a cualquier plan: "No sin mi móvil". #La economía hoy