Hay dos tipos de personas, las saben gestionar su dinero y llegan a fin de mes, y las otras que no lo saben hacer y llegan a duras penas. Si eres del primer grupo, ya puedes parar de leer esto, pero si eres del segundo, es recomendable que sigas porque estos trucos te ayudarán a formar parte de los que sí llegan a fin de mes sin problemas, más en la situación económica que estamos viviendo

Hay dos pasos fundamentales. El primero es elaborar un presupuesto, algo que llega a ser un poco pesado, pero es imprescindible, ya que sin él, hay gastos de los que no vas a tener constancia de que existen. Por ejemplo comprar más pan del necesario que luego se acaba tirando, puede que parezca un gasto pequeño, pero si lo multiplicamos por treinta días, suma varios euros que se pueden ahorrar.

Anuncios
Anuncios

El segundo paso es ponerse objetivos, a corto, largo o medio plazo, como puede ser la compra de un coche, un móvil o el viaje de tus sueños,  y ahorrar una cantidad al mes para lograrlo. Por ejemplo, para la compra de un móvil te va a llevar cuatro meses, pero para la compra de un coche dos años. Depende de los que quieras lograr y cuanto le vas a asignar para ese objetivo  

Para comenzar un presupuesto, hay que tener que claro que gano y que gasto, de otra forma no se puede elaborar. Para ello en hoja hay que dibujar dos columnas, una de gastos y la otra de ingresos. En la de gastos hay que diferenciar tres tipos, los fijos como la comida, gas o agua; los variables, estos se refieren a gastos de los que no podemos prescindir, pero que se pueden abaratar, ropa, libros,… y por último, los discrecionales, gastos de los que se puede prescindir e eliminar, como cenas, tabaco o alcohol.

Anuncios

Hay que el presupuesto todos los meses para así poder compararlos. Otro truco útil para llevar bien las cuentas, es sacar una cantidad a principio de la semana y atribuirla a los gastos semanales

No se sabe lo que puede pasar por lo que hay que ahorrar. El #Ahorro es algo importante por lo que hay que contabilizarlo en la tabla de los gastos, eso sí los gastos fijos. En general se tiende a dedicar al ahorro lo que sobra del sueldo al final de mes, pero es un error, ya que no todos los meses sobra. El ahorro es un hábito, el Banco Central de España recomienda ahorrar un 10% de los ingresos todo los meses. Pero hay que tener en cuenta que las circunstancias de cada persona son diferentes, pero a la ahora de ahorrar hay que asignar una parte notable en  función de tus ingresos.

Ahorrar es un hábito, por lo que hay que empezar cuanto antes para ir acostumbrándose y cada vez aportar más. Pero no siempre se puede ahorrar, hay casos en los que es muy difícil porque hay que hacer malabarismo con las cuentas. Y en caso de bajos ingresos, es casi imposible. #Crisis #La economía hoy