Se inaugura un nuevo periodo en el ciclo de desarrollo económico de China. Su principal intención es seguir creciendo, con el objetivo de fortalecer su economía y superar a los Estados Unidos como potencia hegemónica mundial, no sólo en el ámbito de producción y manufacturas, sino también en el ámbito macroeconómico. No obstante, en este escenario de política económica pragmática, que está implementando el país asiático, aparece un nuevo componente, y es que se quiere intentar, que este crecimiento económico se note en el ciudadano de a pie. Es una evolución sin precedentes, toda vez, que se inicia un camino para el posible desarrollo personal de una clase media emergente, que puede ver satisfechos sus intereses.

Anuncios
Anuncios

Sin la adopción de esta medida necesaria, se podían ver ahogadas las ilusiones de gran parte de la población.

La Asamblea Nacional Popular (ANP) ha aprobado el XIII plan quinquenal para el período 2016-2020, con la meta de crecer a un ritmo del 6.5% y de doblar el Producto Interior Bruto y la renta per cápita de la población del año 2010. Entre otras reformas se pretende una nueva política en el sector público mediante su adelgazamiento adoptando medidas de recorte, la incentivación del emprendimiento, así como la creación de 50 millones de puestos de #Trabajo en las ciudades y un porcentaje de la tasa de urbanización de la población cercano al 60%. Asimismo, se pretende establecer como renta mínima anual para los ciudadanos que residan en el ámbito rural, de 354 dólares (2300 yuanes), siendo ésta la línea estándar de pobreza.

Anuncios

El escenario se completa con el desarrollo del ferrocarril de alta velocidad, aumentando considerablemente los kilómetros proyectados (de 19.000 Km en la actualidad a los 30.000 Km deseados) con el propósito de que el 80% de sus grandes ciudades se encuentren conectadas por esta vía. También se propone una limitación en el consumo de energía, para evitar los efectos de la contaminación, con el consumo máximo de 5000 millones de toneladas de carbón, 700 millones de toneladas menos que las consumidas en el año 2015. #Globalización #La economía hoy