Alba Freire

Madrid, 10 de febrero de 2016.

Un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que vio la luz ayer, señala los problemas en cuanto a la calidad de empleo que sufre nuestro país, acompañado por Estonia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa y Turquía. En el lado opuesto y liderando la lista se encuentran Australia, Austria, Dinamarca y Finlandia. 

Para ello se han estudiado variables tales como la calidad de los ingresos que permitan el bienestar de los empleados, la seguridad laboral y el buen ambiente en el entorno de trabajo. 

En concreto, España ha obtenido malos resultados en lo referente a la seguridad del mercado y la calidad del entorno de trabajo, no habiendo obtenido tampoco, un buen resultado en el apartado de ingresos. 

El miedo a la pérdida del empleo ha provocado que España se haya convertido en el país que ha registrado un mayor incremento de la inestabilidad laboral en el periodo comprendido entre los años 2007 y 2013, situándose en el penúltimo lugar de la tabla, de una lista de 32 países. 

También se sitúa en la misma posición y repitiendo, en el apartado de ambiente en el entorno de trabajo, entendido este como la presión a la hora de realizar las tareas, o la falta de recursos para el desempeño de las mismas.

Anuncios
Anuncios

Aunque en este punto se ha observado una mejora en los dos últimos años respecto al período anterior, en los cuáles se ha logrado colocar en la media de los países de la Unión Europea, que son los que se han estudiado por el momento. 

"La calidad del empleo no solo es importante para los trabajadores, si no también para la productividad de las #Empresas", hace constar Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE. 

Sin embargo, se ha llegado a la conclusión de que la mejora en la calidad del empleo no provoca una disminución en la tasa de paro, -que en nuestro país se sitúa en el 20,8%, sólo superada por Grecia con el 24,5%-, más bien se aprecia que existe una cierta sinergia entre ambos factores. 

Mujeres y jóvenes, los más castigados

En cuanto a los segmentos de población con mayores dificultades para encontrar empleo se encuentran los jóvenes y los profesionales de baja cualificación.

Anuncios

Además de que también se aprecia una brecha salarial y de ocupación entre sexos, siendo las mujeres las que se encuentran en peores condiciones al respecto. Para ellos algunas claves para encontrar ese empleo deseado. #Crisis #La economía hoy