Kenneth Griffin (Daytona Beach, 1968) es el fundador y CEO de Citadel, una firma global de inversiones. Recibe un salario de mil trescientos millones de dólares al año y su fortuna alcanza la escalofriante suma de 7.3 billones de dólares. Egresado de Harvard, el pasado mes de septiembre realizó la mayor operación inmobiliaria al adquirir tres plantas en un rascacielos en Central Park South. Hoy realiza la mayor operación en el mundo del #Arte al adquirir dos obras por quinientos millones de dólares.

Se trata de dos óleos de los artistas Willem De Kooning y Jackson Pollock, adquiridos a la Fundación David Geffen por 200 y 300 millones respectivamente.

Anuncios
Anuncios

Las dos obras, "Number 17A" e "Interchange" han sido cedidas por Griffin al Instituto de Arte de Chicago, ciudad donde se encuentra el centro de operaciones de Citadel. La compra de ambos lienzos supera en precio a la obra de Paul Gaugin adquirida hace un año por Qatar.

Griffin es conocido por su cercana vinculación al mundo del arte y sus donaciones millonarias. Comenzó a crear su colección hace veinte años, la que incluye, por ejemplo, un lienzo de Gerhard Richter comprado a Sotheby's por cuarenta y seis millones de dólares. Griffin está considerado como el mayor donante en la historia del Museo de Arte Moderno de Nueva York, al haber cedido en diciembre pasado cuarenta millones de dólares a la institución. También ha financiado la ampliación del Instituto de Arte de Chicago y el programa de becas de la Universidad de Harvard con ciento cincuenta millones de dólares. 

Citadel, el fondo de inversiones propiedad de Griffin maneja activos por veintiséis mil millones y tiene entre su plantilla al ex presidente de la reserva federal de los Estados Unidos Ben Bernanke.

Anuncios

Es conocido por ser uno de los financieros más agresivos de Wall Street. El la última crisis financiera Griffin perdió casi la mitad de su fortuna, pero no pasó mucho tiempo para que volviese a recuperarla. La adquisición de las dos obras de arte a la Fundación Geffen lo convierte, hasta la fecha, en el coleccionista más poderoso del mundo.

Lea también Sotheby's se reinventa y Sting subasta su colección de arte.  #La economía hoy