El Banco Central Europeo (#BCE) ha determinado que las entidades bancarias de Grecia han superado esta primera etapa del año, por ende, no consideran necesario ponerlos a pruebas de estrés.

Las pruebas de estrés o tests bancarios son una serie de evaluaciones y análisis que inspeccionan tanto los pasivos como los activos de las entidades financieras, así como también, sus posibles caídas y la forma en la que éstas estarían preparadas para asimilar las pérdidas con su capital.

Los principales bancos griegos fueron examinados en octubre del 2015 tras varios meses de inestabilidad económica y política. La directora del departamento de Supervisión del Banco Central Europeo, Daniele Nouy, ha estimado que la evaluación del sistema de capitalización ha dado óptimos resultados, por lo que no estima proceder con las denominadas pruebas de resistencia.

Anuncios
Anuncios

Los primeros test se realizaron en el año 2009, como consecuencia de la crisis económica global. Actualmente estos tests son efectuados por el Comité de supervisiones bancarios del Banco Central Europeo. #Crisis en Grecia