El IRPF, como he indicado antes, llamado Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es el más importante a nivel de España, afectando a todos aquellos que obtengan rentas en España.

Está dividido en cinco partes:

  • Rendimientos del trabajo por cuenta ajena.

  • Rendimientos del capital inmobiliario.

  • Rendimientos del capital mobiliario.

  • Rendimientos de actividades económicas.

  • Ganancias y pérdidas patrimoniales.

Hablaremos sobre la parte del impuesto que afecta exclusivamente a empresarios y profesionales en España. Los rendimientos de actividades económicas se derivan de la ordenación por cuenta propia de personas con la finalidad de producir y distribuir bienes.

Anuncios
Anuncios

Para calcular estos rendimientos, hay que llevar una contabilidad, y si no, se tendrá que cumplimentar los llamados libros fiscales.

Estos rendimientos se pueden calcular de tres formas:

  • Por estimación directa normal: es obligatoria si se facturan más de 600.000 € al año.

  • Por estimación directa simplificada: es voluntaria para quienes no superen los 600.000 € al año.

  • Por estimación objetiva por signos, índices o módulos: es voluntaria para quienes no superen los 450.000 € al año y realicen determinadas actividades profesionales citadas en la Ley.

La EDN se calcula por diferencia entre ingresos y gastos.

  • Estimación directa simplificada

Es voluntaria y para poder acogerse a esta, el empresario ha de reunir los siguientes requisitos siempre que no se haya renunciado a este régimen.:

  • Que las actividades no determinen su rendimiento por estimación objetiva.

  • Que el importe de la cifra de negocios haya sido inferior a 600.000 € en el ejercicio anterior.

Para determinar los rendimientos netos no se tiene en cuenta la aplicación de la contabilidad real, sino una serie de índices, signos y módulos aprobados por el Ministerio de Hacienda. Es voluntaria.

Anuncios

Se puede acoger el empresario que reúna los siguientes requisitos, siempre que se haya renunciado a este régimen.

  • Que la actividad esté comprendida en la lista elaborada por el Ministerio de Hacienda.

  • Que los ingresos hayan sido inferiores a 450.000 € o 300.000 € si la actividad es agraria y ganadera en el ejercicio anterior. #La economía hoy