Siendo tantas las ocasiones en las que la queja popularizada es ‘’no llego a fin de mes’’. Hoy os mostramos unos consejos que hay que tomar en práctica de forma constante para así evitar este problema mes tras mes.

Comencemos...

Armarios y/o neveras vacías:

Todo el mundo experimenta en al menos en una ocasión en su vida de esta sensación tan incómoda. El hecho de no tener alimentos que podamos comer en algún momento dado de necesidad hace que el estrés y ansiedad aparezcan con mayor facilidad.

Con mayor frecuencia sucede hacia los fines de semana, los cuales la pereza se apodera de la persona y afirma no tener ‘’ganas’’ de acudir al supermercado para abastecer lo que falta y así nutrirse o satisfacerse.

Anuncios
Anuncios

Por tanto, el coger el teléfono y hacer llamada a un establecimiento de comida a domicilio es un acto por el que muchas personas están pagando un alto precio cada mes. Así como también están los que recurren a el hecho de ‘’salir a cenar’’ que esto incrementa el gasto mucho más.

Una solución cómoda y sencilla es tener siempre alimentos básicos como son arroz, legumbres, pasta, leche, huevos, yogures, frutas y hortalizas, algún que otro fruto seco, mantequilla… entre otros alimentos de necesidad prioritaria básica y los cuales se pueden cocinar de diferentes formas.

 

Evitar el acumular:

Es siempre más sencillo acumular de forma innecesaria que revisar las prioridades. Por tanto hay que tener en cuenta que con tener lo básico abastecido lo demás podrá llegar en alguna ocasión. Acumular, ocasiona que a veces podamos encontrar productos caducados e incluso que se adquiera por comprar algunos que ni tan siquiera se van a comer.

Anuncios

Es comprensible que la barrera que separa ‘’tener siempre los productos básicos’’ y ‘’pasarse con las compras’’ es muy fina. Pero depende mucho de nosotros mismos el tener alto control sobre ello. Es por esta razón que al ir a comprar debemos cuestionarnos: ¿Qué nos hace falta? Y evitar usar en exceso la pregunta: ¿Qué te apetece?

Con esto haremos un #Ahorro sustancial y evitaremos disgustos.

 

Recetas fáciles y sencillas para toda la familia:

Escoger diariamente qué cocinar para las comidas, es una tarea que a muchos agobia sobremanera. Cuando uno se sobrepasa comprando cosas que no necesita, a menudo encuentra dificultades a la hora de encontrar en su hogar ‘’ciertos ingredientes’’ que puedan posibilitarle en gran parte el preparar un buen plato culinario.

Mantener como hábito el tener siempre los alimentos básicos y buscar recetas sencillas que se puedan elaborar con los mismos, es una tarea cómoda que hará no sólo ahorrar en gastos innecesarios sino que también en tiempo.

 

Orgánica, ecológica:

A día de hoy, es cada vez más habitual leer en los establecimientos donde hacemos nuestras compras la etiqueta de ‘’comida orgánica’’ o ‘’comida ecológica’’.

Anuncios

Ya estamos más familiarizados con estos productos pero, no siempre leer dicha etiqueta nos está informando correctamente y tenga como significado ‘’comida saludable’’. Pues lo cierto es que no todos son fieles a lo que mencionan. Además de que la adquisición de las mismos, es mucho más costosa a diferencia de otros productos que se comercializan.

En diferentes medio se ha publicado determinados productos que venden como orgánico o ecológico como los más dañinos por contener altos pesticidas, tales como: Pepinos, nectarinas, melocotones, patatas, manzanas, tomates cherry, uvas, pimientos,… entre otros.

Así como afirmaciones que indican que el hecho de ser ecológicos no tienen mayor valor nutricional pero sí que son más costosos. #La economía hoy