España pudo lograr durante el año 2015 un crecimiento fuerte, por encima de la Eurozona con un porcentaje de 3,2% y consiguió impulsar la creación de empleo gracias a la moderación salarial de todos sus empleados, poner en marcha algunas de las reformas que tenía pendiente y finalizar la del sector financiero de una manera eficaz. Sin embargo, todo esto sigue siendo insuficiente para la recuperación que no está garantizada en absoluto y poner bajo control un destanteo macroeconómico que hacen que España siga estando en un proceso bajo para estabilizarse.

En cuanto los desequilibrios están elevados en su naturaleza, en su magnitud las relaciones internacionales hacen que España sea todavía vulnerable a las perturbaciones exteriores, apuntó la Comisión Europea en su informe anual sobre la economía de España, que fue publicado este viernes.

Anuncios
Anuncios

Los técnicos comunitarios nos aseguran que aunque hubo ajustes, esto sigue siendo demasiado “problemático” y garantizan una senda más equilibrada y duradera del crecimiento económico porque España no ha salido con la frente en alto de la crisis y sus desequilibrios siguen en aumento. 

Los principales motivos de esa vulnerabilidad son: una gran deuda pública y privada que sigue siendo una carga muy pesada para la población y deja a la economía en una fluctuación demasiado grande para los mercados. Los problemas siguen sin resolverse, y las identificaciones de Bruselas ponen luz de nuevo a la alta tasa bancaria y de paro, teniendo un riesgo de exclusión del mercado laboral muy elevado, siendo un problema primeramente entre los jóvenes y las personas con escasa cualificación económica, que aumenta los costes sociales cada vez más.

Anuncios

Fuera de esto Bruselas avisa que el paro de larga duración pone en riesgo de convertirse en estructural y aumentar todavía más la pobreza y la exclusión social en todas sus formas. 

Los documentos no incluyen los momentos más recomendados y específicos y nos muestran que los avances para restablecer la economía, sin desequilibrios sigue siendo menor y que España se enfrenta cada día a numerosos retos muy difíciles de superar en el mercado económico#La economía hoy