Cuando decidimos tomar la iniciativa y abrir nuestra propia empresa estamos ante la drástica decisión de dejar de trabajar por cuenta ajena para hacerlo por cuenta propia. Esto implica dejar de depender de un jefe para ser nosotros mismos nuestro propio jefe.

Puede que lo lleves soñando toda tu vida, puede que te haya surgido tomando el desayuno un miércoles por la mañana o simplemente puede que te hayas dado cuenta de que ese es el camino de deberías tomar cuando en el bar con tus amigos, te das cuenta de que es hora de realizar cambios no sólo personales sino también profesionales.  

Si realmente quieres, tienes un montón de recursos sobre cómo conseguir el éxito empresarial. Si todavía no sabes exactamente cuál será la idea de negocio que te lleve a la cúspide de la pirámide emprendedora, también existen respuestas.

Anuncios
Anuncios

Tirarse a la piscina del mundo emprendedor no es tarea sencilla. Sin embargo, si cuentas con las ganas suficientes y te encanta aprender cada día un montón de cosas nuevas, llegarás a conseguir ese tan anhelado deseo hacer lo que te gusta y sentir que no tienes que volver a trabajar en tu vida.

Tendrás que saber de ante mano que tendrás que aprender a ser multitarea. Saber no sólo de empresas sino de un sinfín de saberes más si pretendes llevar tu mismo un negocio. Plantear una idea de negocio para llevarla con un socio no siempre es fácil pero cuánto más sólido sea tu equipo de trabajo, mayor frescura y creatividad se aportará.

Pregunta. Escucha y acepta las críticas. Ser emprendedor implica tener una posibilidad de cambiar el mundo. El valor social que los #Emprendedores tienen a fecha de hoy es enorme.

Anuncios

Implicar crear un bien o servicio para la comunidad le otorga un punto positivo implícito. Una responsabilidad que aporta un valor añadido, fundamental si estás en búsqueda de buenos inversores.    

Respondiendo a la pregunta del título… ¿vale la pena ser emprendedor? Sí. Y un sí rotundo. Gigante como el universo. Es complejo, encontrarás soledad y penurias pero te aseguro que la satisfacción que obtendrás será fantástica. Créeme.