Si hay un sector que no ha sufrido grandes traspiés durante la #Crisis económica, ese es el sector del lujo. Según previsiones de la asociación Luxury Spain, los datos arrojan un incremento en la facturación de un 4,8% respecto al año 2014, traducido a una cifra cercana a los 5.700 millones de euros.

Según un análisis realizado por el semanario WWD sobre las 563 empresas que componen ropa, accesorios y artículos de lujo del segmento de empresas globales y públicas, la capitalización de mercado global total alcanza los 640 billones de dólares, mientras que los ingresos anuales superaron los 376 billones.

De estas cifras, las 25 principales empresas del sector facturaron 228 billones con una capitalización total de 448 billones.

Anuncios
Anuncios

En estas escalofriantes sumas, LVMH Louis Vuitton SA, Compagnie Financière Richemont SA y Hermès International Société son las principales firmas rankeadas por la capitalización de mercado.

Si bien el ejercicio de estas empresas de consumo discrecional funcionó bien durante el pasado año, algunas debieron luchar. El caso de Michael Kors Holdings Ltd. bajó a la posición 18 con una facturación de 7,5 billones, perdiendo casi el 50 por ciento de su capitalización en el 2014. Si bien se mantuvo, el sector del lujo sufrió pérdidas debido a un entorno minorista desafiante, un dólar fuerte y los problemas económicos de China.

A pesar de factores en contra, el lujo no hace descuentos. Si se pregunta el precio, es porque no se tiene el poder adquisitivo para adquirir el producto, y eso las firmas lo saben bien.

Anuncios

No se habla de dinero. Según Jean Marc Colonesi, profesor de ESIC y experto en marketing de lujo, no se hacen rebajas porque el producto de lujo es atemporal "No es cuestión de precio sino del valor de lo que se compra". Las enseñas de lujo agasajaron a sus clientes con descuentos, pero de una forma cerrada para su cartera. "Este tipo de acciones son siempre muy privadas, nada masivas, porque de lo que se trata es de que sea un ritual oculto para que el cliente se siga sintiendo un privilegiado", afirma Colonesi. #Moda #La economía hoy