Agapito García Sánchez, con sus 70 años, sin estudios universitarios y ni un solo euro en la cuenta es, tal y como lo ha nombrado la Agencia Tributaria (AEAT), el gran moroso del Estado Español. La AEAT le ha situado el primero de las 345 personas que tienen deudas o alguna sanción que supera el millón de euros.

Tal y como ha explicado el empresario, lleva casi veinticinco años “de pleitos con Hacienda”, además ha asegurado que es tanto tiempo que conoce varias generaciones de los funcionarios.

Agapito era propietario de cuatro firmas de materiales de construcción y de hormigón, en el año 1989 decidió venderlas y allí fue cuando empezó toda la historia que hoy se conoce entre inspecciones fiscales y expedientes.

Anuncios
Anuncios

Fue Steetley quien compró su negocio, de origen británico, más tarde se integró en Holcim, concretamente Steetley le pagó a García 22,7 millones de euros.

Hacienda estuvo rastreando toda la operación, fue la que acusó a Agapito García de usar una sociedad para así no pagar los impuestos que le correspondían por esta transacción. En 1990 el fisco fue quien le reclamó veinte millones de euros, además de una sanción del 70% del capital del que no pagó impuestos. El empresario se negó a abonar esta cantidad por la penalización, por esta razón se vieron obligados a pasar por los juzgados.

Todo acabó en 2012, el Supremo le dio la razón a Hacienda aunque todas las sentencias anteriores le daban la razón a García. Después de esto la multa que inicialmente era de 22,7 millones, pasó a ser de 31,7 millones de euros, todo esto debido a los recargos y los intereses después de casi veinticinco años de atrasos.

Anuncios

Además se deberá sumar dos millones más después de casi veinticinco años con abogados.

García empezó a trabajar con 14 años en un banco de botones y a los 27 ya era apoderado, con 30 años creó su primera empresa. Dicha empresa tenía el nombre de Edeconsa, era una empresa dedicada a la explotación de áridos en Arajuez. Los socios de Agapito abandonaron la empresa después de todos los altibajos que sufrían con la crisis del ladrillo. Después de esto la empresa fue creciendo pero poco después García se desprende de ella. #Evasión fiscal #Deuda #Empresas