Este año, por primera vez desde que comenzara la crisis en el 2008, se augura un incremento en la venta de las cestas de #Navidad. La clásica caja con productos navideños fue de los primeros recortes que efectuaron las empresas alicaídas cuando el presupuesto comenzó a mermar. Pero la cesta de Navidad, es mucho más que un paquete con productos de ocasión. Es, en la mayoría de los casos, el único regalo que los trabajadores reciben por pertenecer a un sitio. Es un gesto de gratitud que a nadie le pasa inadvertido, aunque la cesta parezca cada año más vacía o con productos de menor calidad.

Se estima que, este diciembre, las ventas crecerán entre un 20 % y un 30 % con respecto al año anterior.

Anuncios
Anuncios

Las empresas han decidido, siempre y cuando el presupuesto lo permita, retomar la costumbre de agasajar a sus empleados con una cesta navideña. La oferta es muy amplia, el coste para empresas puede variar de 20 € a 50 €. Los clientes particulares invierten un poco más, ellos optan por cestas de entre 40 € y 90 €, aunque también las hay por 1.200 €.

  #Ahorro