Las elecciones generales del pasado domingo y el año cargado de actos y promesas políticas han dejado un sabor amargo para los mercados. El lunes la bolsa española mostraba una notable caída, con especial repercusión en los valores energéticos. Iberdrola, Endesa y Red Eléctrica han sido las empresas más perjudicadas con la caída.

Ya el viernes podía preverse una baja, cuando el Ibex descendía y la bolsa reflejaba la incertidumbre del panorama electoral. La realización de posibles pactos, e incluso una segunda vuelta, no ayuda a la inestabilidad del mercado. El sorpresivo ascenso de Podemos, como tercera fuerza política del país, ha provocado ciertos temores en el sector.

Anuncios
Anuncios

Los inversores no confían en las alianzas y pactos y el Ibex ha sufrido las consecuencias con una caída tan brusca que no se registraba desde finales de agosto.

La prima de riesgo cerró en alza, 123 puntos, al igual que el valor del bono español que dejará de emitirse durante las navidades. Mientras tanto, en Wall Street, el Dow Jones ha cerrado con una subida del 0,72%. #Euro #La economía hoy