Ha entrado en vigor el Real Decreto 625/2014  del 18 de Julio para luchar contra el fraude en las bajas laborales, que controlará el absentismo en las empresas rebajando el gasto de prestaciones a la seguridad social para las bajas menores de 365 días, las que más sufren los españoles.

Con esta reforma se ahorraran trámites burocráticos y se han establecido unos protocolos de temporalidad en función de una duración estimada.  Para estimar la duración de la baja se han elaborado unas tablas de duración optima según el diagnóstico, la ocupación y la edad del trabajador.

Ahora existirán 4 tipos de incapacidad temporal: Las bajas muy cortas, aquellas que duraran menos de 5 días.

Anuncios
Anuncios

Las bajas cortas, las estimadas entre 5 y 30 días. Las bajas medias, entre 31 y 60 y las largas más de 61 días. El mayor cambio radica en que el médico deberá estipular cuanto tiempo durara la baja desde el momento del diagnóstico.

La burocracia ha cambiado incluso para las personas ingresadas en un hospital. Ahora se expide un documento  acreditando la situación y un familiar se dirige al médico de cabecera para que le dé la baja. "Pero en ese documento no se dice qué le pasa al paciente. No sé si está ingresado por una apendicitis o por un cáncer", explica Francisco José Sáez, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y coordinador del Grupo de IT del Foro de Médicos de Atención Primaria al periódico El Mundo.

Si el trabajador no acude a la revisión médica prevista en los partes de baja y confirmación, se podrá emitir el alta médica por incomparecencia. La perdida de la prestación por incapacidad temporal se dará si la persona afectada no acude a su citación médica en el plazo de 10 días sin justificación de ausencia.

Hasta ahora los partes de confirmación de baja se expedían cada semana, es decir, cada vez que acudíamos al médico para la revisión semanal; ahora se tienen tres días para entregar la copia de baja y tan solo 24 h para presentar el parte de alta.

Anuncios

Cuando la baja no supere los cinco días, el mismo médico entregara el parte de baja y de alta, en el mismo momento del diagnostico, no habrá revisión posterior con el facultativo.Hasta el momento lo partes de baja se expedían cada semana, independientemente de la duración de la baja,  teniendo una revisión periódica con el medico de la seguridad social y nuestra mutua de accidentes en colaboración.

Ahora con la entrada en vigor de la nueva ley el primer parte de confirmación para las bajas de mas de 5 días, será a los 7 días siguientes, estableciendo ya en ese parte de confirmación la duración de la baja y entregando el parte de alta desde ese momento.

Por ejemplo, si se estipula una baja de  30 días,  entonces se disponen de 7 como máximo para entregar a la empresa el primer parte de confirmación, una vez entregado ese primero se disponen de 14 días para entregar los siguientes.  Pero si la baja se estipula en 60 días de enfermedad, a partir del segundo parte de confirmación, el empleado tendrá un plazo de entrega a la empresa de 28 días.

Anuncios

Transcurrido ese tiempo, el trabajador deberá entregar el segundo parte de baja, y sucesivos, cada 35 días.

El abono de las prestaciones por contingencias comunes queda de igual forma que anteriormente, se pagará al mes la cantidad que corresponda. Entre el 4º y el 15º día se hace cargo la empresa. A partir del 16º día pasara a ser abonada por el INSS. (Instituto Nacional de Seguridad Social).

  #Crisis #Enfermedades #Ahorro