En términos generales, la hiperinflación es un caso extremo de la inflación y ocurre cuando hay un rápido aumento en la cantidad de dinero circulante que no está correspondido por un aumento similar en la cantidad de bienes y servicios existentes en la economía, es decir, la decisión del gobierno de imprimir billetes en grandes cantidades para financiar un déficit fiscal.

Steve Hanke, académico de la Universidad Johns Hopkins y una autoridad mundial en la materia, asegura "una inflación de 50% mensual, si se calcula de forma anualizada, llegará cerca de 13.000% al año".

Por experiencia y por casos ya vividos en otras naciones Suramérica, como el caso de Bolivia, Argentina y Perú, podemos enumerar algunos síntomas y consecuencias que nos pueden ayudar a determinar si estamos en presencia de un fenómeno de hiperinflación:

  1.  Inflación galopante (2 dígitos) sin control y con tendencia a 3 dígitos
  2.  Aumento semanal de precios de la canasta básica de alimentación
  3.  Déficit fiscal que se financia imprimiendo dinero inorgánico
  4.  Desconfianza en la moneda
  5.  Pérdida del poder adquisitivo de la moneda nacional
  6.  Deterioro de de los sueldos y salarios de los trabajadores

Las consecuencias de este fenómeno macroeconómico podrían ser:

  1. Escasez
  2. Racionamiento
  3. Represión

Actualmente #Venezuela es la nación que está reflejando estos síntomas y principalmente el Estado venezolano que ha optado en política monetaria a través del Banco Central de Venezuela por imprimir billetes en grandes cantidades para financiar un déficit fiscal.

Anuncios
Anuncios

Advirtió Hanke "Venezuela está muy cerca de la hiperinflación sostenida, y podría en las próximas semanas pasar por la barrera", y alcanzar el 50% mensual de modo sostenido.

Finalmente, el pasado 8 de julio del corriente año, la agencia de noticias Reuters indicó que una encuesta de ocho economistas privados encontraba que la inflación había llegado a 108% en los 12 meses que terminaron en mayo pasado.

Para el director de Econoanalítica, Asdrúbal Oliveros, la economía parece tomar esa dirección. “Estamos en una especie de antesala a la hiperinflación general porque Venezuela tiene la mayoría de los síntomas que antecedieron este fenómeno en otros países. En lo que va de año calculamos un aumento de precios de 74,4%”, Por su parte, el director del Cenda, Óscar Meza, se atreve a calcular lapsos: “El año que viene estaremos en hiperinflación con toda seguridad si no se aplican de inmediato los correctivos necesarios”.

Anuncios

#La economía hoy