“Convertir lo necesario en inalcanzable” reza el párrafo de la campaña que hace unos días ha puesto en marcha la ONG Ayuda en Acción. Y es que un 35,4 % de los niños que residen en España está en riesgo de pobreza y exclusión social en el país.

Los datos propiciados por varias entidades de ayuda y protección de menores son contundentes, 1 de cada 3 niños en España vive en hogares cuya economía es paupérrima. Casi un 10 % de las familias con niños, debe elegir entre utilizar la calefacción o destinar ese dinero a otra necesidad básica.

Según un análisis proporcionado por Save the Children, algunos factores sociales, favorecen el riesgo de pobreza entre niños.

Anuncios
Anuncios

Vivir e familias donde alguno de los padres no haya superado la educación básica o no posea la nacionalidad española, agrava la situación así también como los hogares monoparentales. El 34,2 % de los hogares conformados por un progenitor y 1 o más niños reconoce que tiene serias dificultades para llegar a fin a de mes.

La brecha que divide al país entre niños ricos y pobres, comienza justo en el centro y se desplaza con mayor gravedad hacia el sur, donde el riesgo de pobreza infantil alcanza el 35 %. Encabeza la desafortunada lista Ceuta con el 55,5 %, le siguen Murcia con el 51,4 % y la región de Andalucía con el 44,4 %. El norte de España pareciera reflejar datos de otra encuesta: Navarra, Galicia y el País Vasco, no alcanzan el 20 %.

Para determinar los índices de pobreza, la Unión Europea ha creado AROPE (At Risk Of Poverty and Exclusion) una vara para determinar y comparar la tasa de riesgo y exclusión social que no se basa solo en lo económico.

Anuncios

El resultado, del último informe presentado, determina que España tiene una de las perores tasas de la Unión Europea. AROPE también registra dos baremos más: La privación material severa y La baja intensidad de #Trabajo en el hogar. Los números indican que 2.982.272 de niños viven en la pobreza dentro de España y se considera que 840.000 niños son pobres crónicos. Por detrás está Rumanía y por delante Grecia y Bulgaria. Si se considera el número total de personas afectadas por la pobreza en Europa (112 millones) equivale a un 24 % de la población.

Cerca de la mitad de niños del país presentan carencias alimentarias, cifra que se ha multiplicado en 3,5 desde el año 2007. Tres años antes, UNICEF ya había denunciado las notables diferencias entre los niños de los países ricos e industrializados. El 15 % de los niños no come frutas y verduras. Casi la mitad de las familias españolas no puede hacer frente a los gastos imprevistos del mes, como visitas al dentista u otro especialista.

La perspectiva para un futuro próximo no es buena ni alentadora.

Anuncios

El Banco Mundial estima que en 15 años habrá 100 millones más de pobres, víctimas de los efectos del cambio climático. El Sudeste de Asia y África serán las zonas más perjudicadas por las malas cosechas, el aumento de enfermedades y el incremento del valor de los alimentos.

De acuerdo al parámetro establecido por el Banco Mundial, aquellas personas que viven con menos de 1,90 dólares al día, presentan condiciones de extrema pobreza. La Institución prevé que el 2015 cerrará con más de 700 millones de personas en esta situación. #Crisis