El trader de bolsa y deportista, Josef Ajram, asegura que el “éxito es peligroso” porque “hace que te relajes y puede hacerte perder”. Estas son las palabras de uno de los hombres más influyentes en España que se dedica a operar en la Bolsa y a competir en pruebas deportivas extremas, como el Ultraman.

Ajram también se ha convertido en un coach de moda entre #Emprendedores y empresarios gracias a propuestas innovadoras en el tejido empresarial más tradicional. “Hay que acabar con los horarios laborales y apostar por las tareas”, explica con convencimiento en un acto público.

De esta forma, aboga por encontrar en las empresas el horario en que los trabajadores necesitan dar un 200 por ciento de su capacidad y habilidades.

Anuncios
Anuncios

Su equipo funciona de esta forma y sabe que a determinadas hora de la mañana, entre las 9 y las 12, tiene que estar completamente concentrado en el desarrollo de parqué. Es el momento álgido para el corredor de bolsa catalán, ya que en esa franja horaria todavía duerme el gigante bursátil de Wall Street.

Para ello, Ajram defiende el trabajo en equipo y la motivación, porque de esta forma se incrementará la capacidad productiva de los trabajadores. Para Ajram “el trato humano es fundamental” para garantizar el buen funcionamiento de un proyecto empresarial en el que es importante “aprender a delegar” tareas. Así, el emprendedor no es esclavo de su propia empresa y puede llegar a alcanzar la fórmula de la felicidad. Ajram define esta fórmula como 8-8-8, ya que contempla 8 horas de trabajo, 8 de descanso y 8 horas de ocio.

Anuncios

El trader augura que la #Crisis dejará tras de sí algunos cambios importantes en el ámbito laboral. “Las 14 pagas y la extra de verano se han acabado”, apunta. Es partidario de llevar a cabo proyectos de autoempleo, ya que considera que, en estos momentos, un autónomo corre los mismos riesgos laborales y económicos que un trabajador por cuenta ajena.

De cara a un futuro próximo, Ajram cree que la creación de puestos de trabajo no estará protagonizada por las grandes #Empresas y multinacionales, sino por los autónomos.