Noviembre tiene varios significados. Para muchos de nosotros es el mes cuando el clima comienza a enfriarse, pero para los comerciantes representa el inicio de una batalla que mantendrá hasta después del Año Nuevo: comienzo de los períodos en los que en todas partes se ven descuentos sobre descuentos, paquetes promocionales de oferta seductora, etc.

            ¿Pero que son, desde el  punto de vista económico estos recortes? ¿Tienen un beneficio sustancial? Algunos podrían responder que sí: la idea de gastar más dinero en un corto período de tiempo puede crear un auge económico en el sector de consumo. Pero esto es sólo la historia de la superficie,  bella y falsa al mismo tiempo.

Anuncios
Anuncios

            En el período de ventas, la gente tiende a comprar diversos bienes y servicios que normalmente no puede pagar. Porque no se lo permiten, pero piensan que se merecen o son manipulados para creer que se merecen esos bienes, las personas, en la gran mayoría recurren a préstamos, a tarjetas de crédito, sobregiros, etc. Estas políticas de financiamiento no ofrecen más que la simple satisfacción de comprar un bien o servicio. ¡Y eso! Después de esta línea comienza la verdadera realidad: que usted compró un  bien con dinero prestado a muy alto interés.

            Desde el punto de vista económico es una situación muy desagradable. La culpa es principalmente a los mecanismos agresivos de marketing, que inducen a los clientes la idea que hacen un gran negocio comprando este producto.

Anuncios

En muchos casos, el único beneficio cuantificable es la satisfacción que ocurrió durante un corto período de tiempo. Esta es la filosofía de las reducciones. Una en la cual los puntos débiles y predisposiciones conductuales de las personas son operadas para aumentar la cifra de negocio de una empresa.

          La  escena del comercio de cualquier tipo es muy competitiva. Pero desde la competencia a las prácticas desleales de comercio hay sólo una línea extremadamente frágil, muy a menudo la frontera se vuelve transparente y más tarde desaparece.

            Esta es la imagen de la economía moderna. Muchos son conscientes de las trampas del capitalismo exacerbado en la sociedad contemporánea, pero son muchos más los que caen presa de estos métodos cuestionables. #La economía hoy