Las cifras que representan la tasa del paro, en España, no siempre reflejan algunos motivos encubiertos que la componen. Cientos de miles de mujeres han dejado sus puestos de #Trabajo durante el tercer trimestre del año.

En el 2013 las cifras del desempleo revelaban que había un 26,7 % de hombres sin trabajo y un 27,3 % de mujeres. Dos años después, el paro masculino es del 19,9 % mientras que el femenino del 22,7 %, según un informe de Datos Macro.

Luego del verano, según una encuesta publicada por Población Activa, más de 120.000 mujeres abandonaron el mercado laboral en España, mientras que cerca de 5.400 hombres han obtenido un puesto en el mismo período de tiempo.

Anuncios
Anuncios

Los motivos aluden a jubilaciones, migración y el cuidado de los niños y el hogar. Esta última justificación es considerada, por algunos analistas, como un dato complementario dado que coincide con los meses de verano cuando los niños dejan de ir al colegio y permanecen en casa.

La mayoría de las mujeres que han dejado sus puestos de trabajo el pasado verano tienen entre 35 y 44 años. El trabajo femenino, aún hoy, es considerado como algo complementario dentro de la economía familiar. Un alto porcentaje de las mujeres que, este año han dejado de ser población activa, había ingresado al mercado laboral solo circunstancialmente porque sus maridos estaban en paro.

El dato se suma las recientes declaraciones de Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, que ha remarcado que de 10 mujeres que en Europa dejan de ser desempleadas, 4 de ellas lo hacen en España.

Anuncios

Si bien, la funcionaria, no profundizó en las causas de esa baja, los motivos estarían dados por la precariedad laboral o el ingreso de un nuevo sueldo al núcleo familiar, hecho que les permite dejar sus puestos y regresar a las actividades del hogar.

Mucho han ayudado los mini jobs, trabajos temporales que pueden realizarse desde el hogar y permiten compatibilizar las tareas domésticas con la vida laboral. Este tipo de empleos, ocupados generalmente por mujeres, traen aparejados una serie de síntomas y sentimientos que remarcan las diferencias entre la ocupación de un sexo y el otro.

El reciente trabajo de investigación presentado por Journal of Health and Social Behaviour, revela que en las mujeres que trabajan desde su casa desarrolla un sentimiento de culpabilidad y una mayor tensión psicológica. La posibilidad de posponer el trabajo, para priorizar las labores domésticas, el cuidado de los niños y demás actividades diarias, repercute en el rendimiento físico y mental.

Paradójicamente, de 3 personas que deciden comenzar un emprendiendo en el país, 2 de ellas son mujeres.

Anuncios

En el mundo, la estadística no es diferente, de cada 5 empresas que se fundan, 3 son impulsadas por mujeres, pero solo el 30 % de las empresas que existen en el mundo están al mando de ellas. Según un estudio publicado en el 2014 por la revista de la Universidad de Harvard, los hombres que deciden emprender apuestan por la variedad y la masificación, mientras que las mujeres suelen volcarse al universo femenino, eligiendo la moda, la cocina y la cosmética como base. La mayoría de las encuestadas coincidían en señalar a la maternidad como disparador y causa principal en la decisión de comenzar un emprendimiento. #Emprendedores #Mujer