A pesar de muchos rumores maliciosos sobre unas elecciones que podrían terminar en fraudes, o inclusive en levantamientos bañados en sangre, Argentina eligió presidente en una jornada pacífica, con total normalidad.

Por un lado el candidato, Daniel Scioli, con una clara propuesta de continuidad de un proyecto nacional vigente, y por el otro el candidato de la oposición, Mauricio Macri, quien resultó electo con el 51,40 % de los sufragios.

Quizás uno de los puntos con mayor disidencia entre las dos propuestas de gobierno, y que más interesaba en el contexto internacional, es el rumbo económico que los candidatos presentaban para Argentina.

Anuncios
Anuncios

Mientras Scioli proponía continuar con un proyecto de nacionalización, Macri pertenece a una corriente claramente neoliberal con un fuerte deseo de apertura de mercados, y contando con el respaldo de los empresarios argentinos, y multinacionales. Para los empresarios españoles la propuesta del ganador puede resultar atractiva: la empresa Repsol tenía la mayoría de activos de la argentina YPF hasta su re-estatización, y Teléfonica tiene gran parte de los usuarios de telefonía celular,  que por las gran cantidad de denuncias en Argentina por mal funcionamiento del servicio, se veía amenazada por el anuncio de lanzamiento de una empresa estatal de telefonía móvil.

Sin embargo, el reciente presidente electo parece estar mas cercano al mercado estadounidense que al de la #Unión Europea. Es conocida su relación de amistad con Donald Trump, y su simpatía con los fondos buitres.

Anuncios

Pero el nuevo gobierno también tiene otro tema importante que de alguna forma atañe al contexto internacional. Desde la asunción del fallecido Nestor Kirschner, hasta la acutalidad, el país sudamericano viene con una gran lucha por los derechos humanos y el apoyo a la paz, que incluye juicios a ex dictadores y militares acusados de genocidio. Cuando el conflicto entre Mexico y Ecuador estuvo a punto de estallar, fue uno de los paises que abogó por la paz en la región. Esta mañana, mostrando una faceta de las tendencias ideológicas que podrían llegar, “La Nación”, uno de los principales periódicos argentinos, lanzó una editorial en la que pedía abiertamente el cese a los juicios a militares, lo que implicaría un cambio radical en la política de derechos humanos y pacificación regional. Si el nuevo presidente se acerca mas a gobiernos como el de los #Estados Unidos, ¿Continuará con la política de Derechos humanos y paz? ¿Se acercará realmente a los mercados europeos? ¿Hasta que punto le sirve a la Argentina que su relación con los mercados tenga que ver con políticas de privatización, como se viene denunciando?.

Anuncios

De la misma forma en que durante la crisis del 2001 Europa recibió inmigrantes argentinos, durante las últimas crisis europeas Argentina recibió gran cantidad de profesionales europeos, especialmente de España. Si las fronteras comerciales se abren más hacia el norte, quizás el beneficio solo sea para algunos grupos hegemónicos y monopólicos, y no para una comunidad internacional. Mucho menos para la propia Argentina, que viene luchando en contra de las políticas leoninas del F.M.I. y las condiciones casi esclavistas de los fondos buitres.

Por lo pronto, Mauricio Macri solo cuenta con poco mas del 20 % del apoyo del congreso argentino, por lo cual se verá obligado a negociar con sus diputados y senadores cada decisión que revista importancia para el país, y en algunas horas tendrá su primera reunión con la actual presidenta Cristina Fernández. Los mercados internacionales tendrán que esperar al 10 de diciembre, fecha de asunción, para ver que rumbo tomará este país. #La economía hoy