Las bodegas sucumben a la tendencia de adoptar a famosos y celebridades para promocionar sus instalaciones y sus #Vinos. Actores, músicos, escritores, deportistas, directores de cine o modelos promocionan los caldos de bodegas con gran peso específico en nuestro país con el objetivo de introducir los vinos en nuevos nichos de mercado o consolidar su presencia en sectores ya conquistados.

Con esta técnica, las bodegas buscan atraer a un público que se identifique con ese rostro familiar y apuestan por llegar al cliente a través de un canal más emocional que informativo, jugando con el carácter social y familiar que suele rodear al consumo de vino.

Anuncios
Anuncios

En cualquier caso, las bodegas tienen que optar por escoger al personaje famoso que llegue a su público y garantizar que con ese rostro van a ganar en confiabilidad y prestigio. No es lo mismo que promocione tu vino la televisiva Belén Esteban que el investigador Mariano Barbacid.

Con la elección del personaje las bodegas ya están lanzando un mensaje y la repercusión puede ser bien diferente en función del famoso que presuma de disfrutar con un determinado vino.

Son muchas las caras conocidas que han estado ligadas de diferentes formas al mundo del vino. El torero Fran Rivera con Bodegas Luis Caballero; el actor Imanol Arias Bodegas Juan Gil o Emilio Aragón en Bodegas Valbusenda de la D.O Toro.

El actor José Sacristán participó en la iniciativa “Su peso en vino” de Bodegas Nexus de la D.O Ribera del Duero.

Anuncios

Sus 76 kilogramos de peso le sirvieron para disfrutar de esta iniciativa de promoción que tuvo lugar en el Festival Internacional de Cine de Valladolid, SEMINCI.

En la D.O #Ribera del Duero, la bodega Valduero recurre a personajes de muy distinto calado para dar repercusión a sus vinos. Así, se han recogido imágenes de la presentadora Ana Rosa Quintana, del seleccionador de fútbol, Vicente del Bosque, de las polifacéticas Norma Duval y Arancha del Sol, o del torero Finito de Córdoba.

La selección no puede ser más diversa. Entre los miembros que conforman su club de vinos se encuentra el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, que en 2012 firmaba una barrica en esta bodega.

Sin duda alguna, la presencia de este gran escritor ya tiene una gran repercursión, pero a día de hoy, su fotografía en la bodega multiplicaría su valor si acudiría junto con su mediática pareja, Isabel Preysler. Sería un golpe de marketing por partida doble para la bodega, ya que esta relación se encuentra en plena vorágine en la prensa del corazón. #Enfermedades raras