Según el prestigioso diario "El Norte de Castilla" del día 11 de octubre del año 2015 en su página 45 y 46, las pensiones en España se verían rebajadas o recortadas en un treinta por ciento para el mes de febrero del año 2016.

Todo se debe a que se teien que reactualizar el Pacto de Toledo que es el pacto por el que nos regimos en el tema prestaciones de pensiones y esta vez, cómo anunciara hace meses el conocido diario digital de "El economista" sólo hay dinero suficiente para pagar cuatro nóminas (anuales) en la "hucha" de la Seguridad Social del Estado de España.

Ante tamaña situación y para poder pagar a los futuros pensionistas que se puedan producir su pensión y garantizársela de por vida, sólo cabe la opción de recortar todas las pensiones españolas ya existentes en un treinta por ciento.

Anuncios
Anuncios

De esa manera las prestaciones de los futuros jubilados y pensionistas estarán garantizadas.

Mención a parte merecen las pensiones de viudedad, a las que también atañen el mencionado diario "El Norte de Castilla" que son y serán consideradas un anacronismo, teniendo cómo tiene ya la mujer capacidad de incorporarse sin problemas al mercado laboral, y que en el futuro sólo se prestarán durante el tiempo preciso en el que la viuda encuentre un trabajo o un medio de vida.

Siendo posible que un gobierno distinto al actual vigente en España, lleve a cabo estos cambios, la zozobra en el sentir común de las personas no se ha hecho esperar, sin embargo se ha visto atenuada por la distancia en el tiempo de estos posibles cambios de las pensiones--a 4 meses vista y con un cambio de gobierno más que probable en el futuro--que ha hecho que esta noticia tan importante y decisiva para la vida de todos los españoles no cobre mucha relevancia por la costumbre del español de vivir al día y dejar que todo le afecto sólo en caliente y cuando ya nada puede tener reverso, vuelta de hoja o nueva solución.

Anuncios

El peblo parece no querer admitir o negar una realidad que es el gravísimo problema de las pensiones en España, para cuya garantía habrá que hacer enormes y costosos sacrificios que, llegados en el tiempo, difícilmente van a poder tener aceptación y barruntados o previsualizados en un contexto de la información consuetudinaria parecen increíbles,trasladándose la frustración producente al mensaje o al mensajero sin querer atender todas las capas sociales de la Monarquía Parlamentaría de España al adaptarse de una realidad. #Crisis #Pedro Sánchez #Ahorro